Japón: Coalición gobernante mantiene mayoría; pierde bancas

·2  min de lectura

TOKIO (AP) — La coalición del primer ministro japonés Fumio Kishida mantuvo una cómoda mayoría en las elecciones parlamentarias del domingo a pesar de perder algunos escaños en un momento en que su gobierno, de apenas unas semanas, lidia con una economía golpeada por el coronavirus y desafíos regionales en materia de seguridad.

El Partido Liberal Democrático de Kishida y su partido aliado Komeito sumaron 239 bancas, según resultados finales, aunque aún no oficiales. Eso es muy por encima de la mayoría de 233 entre los 465 escaños de la cámara baja, la más influyente de las dos cámaras del gobierno japonés, donde previamente controlaban 305 bancas.

El PLD perdió 15 escaños de su representación previa a los comicios, pero las 261 bancas que ganó son una “mayoría absoluta”, un nivel que le permite al partido y al bloque gobernante controlar todas las comisiones parlamentarias y hacer avanzar fácilmente cualquier propuesta.

Las derrotas del PLS en los distritos individuales incluyeron los que tenían influyentes miembros del partido, como el secretario general Akira Amari, quien se vio perjudicado por un escándalo de sobornos. Amari ofreció su renuncia a pesar de que llegó a asegurar su banca en representación proporcional.

“La elección en la cámara baja es para elegir un liderazgo”, dijo Kishida el domingo en la noche después de que su coalición aseguró la mayoría. “Creo que recibimos un mandato de los votantes”.

Kishida dijo que los resultados se debieron en parte a la estrategia de los partidos opositores de presentar un frente unido en muchos distritos electorales de un solo escaño, pero también a la evaluación de los votantes sobre sus predecesores durante los últimos cuatro años.

Kishida, de 64 años, disolvió la cámara baja apenas 10 días después de asumir el cargo el 4 de octubre. Había ganado la contienda por el liderato del partido porque la cúpula conservadora lo veía como un sucesor apropiado a Yoshihide Suga y su influyente predecesor, Shinzo Abe.

Cinco partidos de oposición se sumaron para perder 10 escaños después de que su estrategia de unir candidatos en los distritos con un solo representante arrojó resultados contraproducentes, aparentemente debido a que el Partido Comunista de Japón fue incluido en su frente unido. La principal oposición, el Partido Democrático de Japón, perdió 13 bancas y se quedó con 96, mientras que los comunistas quedaron con 12 luego de ceder dos puestos más.

Un gran ganador fue el derechista Ishin, también llamado Partido de la Innovación de Japón, que casi cuadruplicó sus escaños a 41, convirtiéndose en el tercer partido más importante.

___

El periodista de The Associated Press Chisato Tanaka contribuyó a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.