Japón busca aumentar presupuesto de defensa

·2  min de lectura
Un tanque japonés en una maniobra militar en la isla de Hokkaido, Japón, el 7 de diciembre de 2021. (Foto AP/Eugene Hoshiko) (ASSOCIATED PRESS)

TOKIO (AP) — El Ministerio de Defensa de Japón entregó un proyecto de presupuesto para el año próximo sin revelar los costos de misiles para ataques preventivos ni de otros armamentos, en momentos en que el gobierno busca ampliar su capacidad militar.

El ministerio dijo que solo revelará detalles en diciembre, cuando el gobierno delinee sus estrategias de defensa y seguridad nacional. Las estrategias se están modificando en la actualidad a fin de fortalecer militarmente a Japón en los próximos cinco años.

El primer ministro Fumio Kishida le prometió al presidente estadounidense Joe Biden fortalecer sus defensas cuando Biden visitó Japón en mayo, en momentos en que los dos países buscan estrechar su alianza en medio de la incrementada actividad de China en la región. Japón también ha estado ampliando su cooperación militar con otros países de la región Asia-Pacífico y europeos.

El ministerio divulgó solo un total parcial de 5,6 billones de yenes (40.400 millones de dólares) para su presupuesto de 2023, pero la prensa local conjeturó que el monto podría ascender a 6,5 billones de yenes (47.000 millones de dólares), lo que sería un aumento de 20% con respecto al año actual.

El Parlamento deberá tendrá que ser aprobar la versión final del presupuesto, esperada para fines de diciembre, antes del inicio del año fiscal en abril.

“A medida que fortalecemos fundamentalmente nuestras defensas para los próximos cinco años, necesitamos aprobar un presupuesto adecuado para el primer año”, expresó el ministro de Defensa Yasukazu Hamada durante una reunión sobre el proyecto.

Japón está obligado actualmente a tener un presupuesto anual de defensa no mayor al 1% de su PIB, pero el partido de Kishida ha propuesto elevar el tope al 2% para equipararlo con el estándar de la OTAN.

De concretarse ese cambio, el presupuesto de defensa japonés podría ascender a 10 billones de yenes (72.000 millones de dólares), convirtiéndose en el tercero más grande del mundo después de Estados Unidos y China.