Jamie Lynn Spears dice que “tal vez tenga que aclarar las cosas” para proteger el bienestar de la familia

·2  min de lectura

Jamie-Lynn Spears dio a conocer lo que parece ser su última palabra sobre la actual disputa entre ella y su hermana, la estrella del pop Britney Spears.

Britney arremetió contra ella tras una entrevista que Jamie-Lynn concedió para promocionar sus próximas memorias, Things I Should Have Said, en la que afirmaba que su hermana las encerró una vez en una habitación con un cuchillo porque “no se sentía segura”.

Jamie-Lynn hablaba de sus recuerdos de cuando crecía con la asediada estrella del pop, y afirmaba haber sido testigo de ejemplos de su comportamiento “errático” y “descontrolado”.

Cuando la presentadora Juju Chang le preguntó a Jamie-Lynn por qué compartía en público un momento tan vulnerable de Britney, ella respondió: “Es importante recordar que era una niña en ese momento. Estaba asustada”.

“Esa fue una experiencia que tuve, pero también tenía miedo de decir algo porque no quería molestar a nadie, pero también estaba tan molesta de que ella no se sintiera segura”.

Britney, de 40 años, respondió acusando a Jamie-Lynn de intentar vender su libro “a mi costa”.

“Sé que puede parecer una tontería para la mayoría de la gente, pero yo escribí muchas de mis canciones y mi hermana fue el bebé”, escribió Britney en Twitter. “Ella nunca tuvo que trabajar por nada, todo se lo dieron siempre”.

En un comunicado publicado en Instagram, Jamie-Lynn, de 30 años, afirmó ahora que las cosas que se dicen sobre ella “no son en absoluto la verdad”.

Asegura que se ha visto obligada a explicar a su hija mayor por qué la familia está recibiendo amenazas de muerte “como resultado de los mensajes vagos y acusadores de su tía”.

“Sabemos que ella podría decir la verdad y acabar con todo esto en un segundo si quisiera”, escribió Jamie-Lynn.

“Lamentablemente, después de toda una vida de permanecer en silencio, me he dado cuenta de que esto no va a ser una realidad, y puede que tenga que aclarar las cosas yo misma para proteger mi bienestar y el de mi familia”.

Añadió que sus memorias “no tratan sobre” Britney: “No puedo evitar que yo también haya nacido Spears, y que algunas de mis experiencias involucren a mi hermana”.

“No hay bandos, y no quiero dramas”, concluyó Jamie-Lynn, “pero estoy diciendo mi verdad para sanar mis traumas, para poder cerrar este capítulo y seguir adelante, y deseo que mi hermana pueda hacer lo mismo”.

“No importa lo que venga, siempre amaré a mi hermana mayor y estaré aquí para ella. Es hora de poner fin al caos insano que ha controlado mi vida durante tanto tiempo”.

The Independent se puso en contacto con el representante de Britney para pedirle un comentario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.