James Franco deberá pagar más de dos millones de dólares a las actrices que lo acusaron de abuso y fraude

·2  min de lectura
James Franco, otra vez señalado como acosador
James Franco, otra vez señalado como acosador

Ayer, con un acuerdo extrajudicial que de todos modos deberá ser aprobado por un juez, James Franco y sus dos socios aceptaron pagar más de dos millones de dólares a un grupo de estudiantes de Studio 4, la escuela teatral fundada por el actor, que lo denunciaron colectivamente por explotación sexual y fraude.

La milagrosa recuperación de Camila Perisée: “Está muy lúcida y quiere vivir”, dice su marido

Según contaron las denunciantes Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal en el momento de presentar su caso a la Justicia, al inscribirse en la academia que Franco encabezaba tanto en Los Ángeles como en Nueva York, se les prometía a los estudiantes que tendrían posibilidades de formar parte de los proyectos del actor y director, pero que en la realidad la única audición que les ofrecieron fue paga y suponía la participación en un taller llamado “Escenas sexuales”. Y aunque antes de comenzar el curso suponían que se trataba de cómo lidiar con ese tipo de secuencias en el contexto profesional lo cierto es que “lo que nos hicieron hacer fue desnudarnos, interpretar las escenas sexuales cada vez más explícitas sin quejarnos”, explicaron Tither-Kaplan y Gaal el año pasado en una entrevista con la emisora NPR cuando junto con un grupo de compañeras de estudios decidieron dar a conocer la situación y entablar una demanda contra el actor y sus socios.

Aunque Franco sigue negando las acusaciones, aceptó el acuerdo monetario en el que se lee que “las denunciantes plantean temas importantes a discutir y las partes acuerdan en que es una buena oportunidad para tratar el maltrato al que son sometidas las mujeres en Hollywood. Todos están de acuerdo en la necesidad de asegurarse de que nadie en la industria del entretenimiento más allá de su raza, religión, discapacidad, etnia, género u orientación sexual sea discriminado”.

Desde que se conocieron los detalles de la demanda, Franco se alejó de la vida pública y profesional e incluso sus antiguos amigos y colaboradores decidieron no volver a trabajar con él. Como Seth Rogen quien explicó hace pocos meses que su vínculo personal había cambiado y que no volverá a trabajar con quien fuera uno de sus compañeros más cercanos desde la época de la serie Freaks & Geeks en adelante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.