Jamás hagas esto en las redes sociales: puede costarte muy caro

El robo de identidad en Internet puede comenzar con una simple encuesta en una red social. Mucho cuidado con lo que contestas. Foto: Getty Images.

Se trata de una de las situaciones más angustiosas que puedes vivir: el robo de tu identidad en internet. Puedes pensar que se trata de algo menor, pero descubrir que alguien, en tu nombre, ha solicitado un préstamo que aparece cargado en tu cuenta corriente y ver que todas tus tarjetas y línea del móvil están bloqueados, es solo el comienzo de una pesadilla de la que cuesta salir. Y aunque no lo creas, todo puede comenzar por una inocente encuesta en Facebook, o esas apps en las que te dicen que si fueras un animal te parecerías a un águila. Hasta el punto en el que la policía local de Massachusetts suplicó en su momento que nadie conteste a este tipo de encuestas.

¿En qué consiste exactamente un robo de identidad en internet? Los hackers buscan acceder a una o varias de las cuentas de correo de la víctima y a partir de ese momento se van haciendo con todos sus servicios hasta que al final, el propietario de los mismos se ve despojado de todo y él mismo justificándose ante las distintas compañías que dudan de su identidad.

Lo peor del asunto es que este ‘robo’ se produce de forma sigilosa y solo es detectado cuando alguno de estos servicios es bloqueado o los hackers llaman la atención publicando contenido obsceno o insultos en las redes sociales desde la cuenta de las víctimas.

Cuidado con las encuestas en Facebook

Una vez tomado el control de sus cuentas se perpetra el llamado robo de identidad, mediante el cual los amigos de lo ajeno pueden llegar incluso a efectuar compras con sus datos bancarios, pedir préstamos en su nombre o lo que suele ser más frecuente, solicitar una recompensa en Bitcoins para recuperar la identidad. Y todo empieza superando la seguridad de nuestras cuentas en la red. Para ello, una de las formas más habituales consiste en fingir que se ha olvidado una contraseña y el servicio en cuestión lleva a una serie de preguntas mediante las cuales se perpetra el robo.

Seguro que conocerás algunas de estas preguntas: nombre de tu primer maestro, cuando fue tu primer coche… Parecen inocentes ¿verdad? Pues debes saber que esta información puede ser suficiente para un robo de identidad y así lo alertó en su momento la policía de Sutton, en Massachusetts.

Las autoridades suplicaron que la gente que dejara de responder las clásicas encuestas de Facebook en la que se nos pide que digamos el nombre de nuestro primer maestro y nos dirán cómo es nuestra personalidad, “son las mismas preguntas que se formulan para asegurar una cuenta”, explican las autoridades.

“Se trata simplemente de no responder a ninguna encuesta online de este tipo”, explica Sam Curry, experto en cyber seguridad, “¿lo haces para impresionar a alguien?”, se cuestiona. Este experto, además de solicitar que no se respondan a cuestionarios online, indica que una forma de hacer que salten nuestras alarmas reside en las que, además de las preguntas, nos piden una dirección de email. Hay que huir de ellas…

Artículos relacionados que te pueden interesar: