Jair Bolsonaro dijo qué hará si pierde las elecciones en Brasil y confesó de qué frase se arrepiente

·4  min de lectura
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participa en una concentración con caravana para conmemorar el 200 aniversario de la independencia de Brasil, en la playa de Copacabana en Río de Janeiro, Brasil, el 7 de septiembre de 2022.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participa en una concentración con caravana para conmemorar el 200 aniversario de la independencia de Brasil, en la playa de Copacabana en Río de Janeiro, Brasil, el 7 de septiembre de 2022. - Créditos: @IVAN PACHECO

RIO DE JANEIRO.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el lunes que si pierde las elecciones de este año pasará la “banda” presidencial y se “retirará”, indicando que dejará la política en caso de derrota.

En otras ocasiones, el mandatario brasileño había dicho que solo reconocería el resultado de la contienda si hay “elecciones limpias”, sin explicar a qué se refería exactamente y sin presentar pruebas de fraude en el modelo actual.

La declaración se produjo en una entrevista para un podcast dirigido al público evangélico, en el que Bolsonaro pidió una comparación con otros países –que no nombró específicamente– y dijo que los votantes deben analizar si quieren o no eso para Brasil.

“Compárennos con otros países y pregúntense qué pasa. Qué tienen en común esos jefes de Estado, donde esas políticas no están funcionando y vean si quieren o no eso para Brasil. Si esa es la voluntad de Dios, continuaré. Si no es así, pasaré la banda y me retiraré, porque a mi edad no tengo nada más que hacer aquí en la Tierra si termino mi mandato en la política el 31 de diciembre de este año”, declaró el presidente.

Los partidarios del candidato presidencial brasileño Luiz Inacio Lula da Silva muestran la "L de Lula" mientras los partidarios del presidente brasileño Jair Bolsonaro comienzan a reunirse ante una caravana a lo largo de la playa de Copacabana en Río de Janeiro para conmemorar el 200 aniversario de la independencia de Brasil, el 7 de septiembre de 2022
Los partidarios del candidato presidencial brasileño Luiz Inacio Lula da Silva muestran la "L de Lula" mientras los partidarios del presidente brasileño Jair Bolsonaro comienzan a reunirse ante una caravana a lo largo de la playa de Copacabana en Río de Janeiro para conmemorar el 200 aniversario de la independencia de Brasil, el 7 de septiembre de 2022 - Créditos: @IVAN PACHECO

Declaraciones sobre la pandemia

También durante la entrevista, el presidente reveló que se arrepentía de haber dicho en 2020 que “no era un sepulturero” al negarse a comentar sobre las muertes de Covid-19. Bolsonaro hizo un mea culpa al decir que “hizo una tontería” y que “perdió la cordura”.

“Sí, fui un tonto, perdí la cordura. Y me arrepiento. Dejé de hablar con los medios de comunicación porque no paraban de pegarme y no me di cuenta de que querían hacerme enfadar”, señaló Bolsonaro.

En abril de 2020, todavía en los primeros meses de la pandemia, Bolsonaro fue interrogado por los periodistas a las puertas del Palacio de la Alvorada, en el lugar donde solía recibir a sus partidarios, llamado “cercadinho”, sobre las muertes por Covid-19. En ese momento, Brasil registraba 2575 víctimas mortales del virus. Pero el presidente evadió las preguntas y contestó a un periodista. “Yo no soy sepulturero, ¿de acuerdo?”

Bolsonaro también afirmó que su comportamiento ha cambiado en el último año y que la presidencia es una “experiencia de aprendizaje”. “Soy jefe de la nación, lo sé. Yo también soy un ser humano, me arrepiento de lo que dije. No lo diría de nuevo. Pueden ver que de un año a ahora mi comportamiento ha cambiado”, señaló.

En la misma entrevista, Bolsonaro dijo que no retiraría la declaración sobre la posibilidad de que una persona se convierta en un cocodrilo después de recibir una dosis de la vacuna porque desconocía los efectos secundarios de la inmunización. El presidente dijo que tan solo “era una forma de decir”.

En otro momento, afirmó que no se burló de las personas con asfixia provocada por la enfermedad. El tema fue retomado durante una entrevista en el Jornal Nacional, en agosto de este año. Al afirmar que no habría imitado a los pacientes con dificultad para respirar, el mandatario volvió a emitir sonidos de asfixia.

Familiares de pacientes infectados con Covid-19 hacen cola durante largas horas para recargar sus tanques de oxígeno en la empresa Carboxi en Manaos, estado de Amazonas, Brasil, el 19 de enero de 2021
Familiares de pacientes infectados con Covid-19 hacen cola durante largas horas para recargar sus tanques de oxígeno en la empresa Carboxi en Manaos, estado de Amazonas, Brasil, el 19 de enero de 2021

En 2021, el presidente imitó en al menos dos ocasiones a pacientes de Covid-19 sin oxígeno, síntoma común de la enfermedad. La falta de cilindros de oxígeno fue uno de los problemas más graves durante la pandemia en el país, lo que provocó, por ejemplo, el colapso del sistema de salud en Manaos y la muerte de pacientes por asfixia.

“La declaración sobre el sepulturero la retiraría. Lo del cocodrilo era simplemente una forma de decir”, explicó Bolsonaro y acotó sobre la polémica en torno a la asfixia: “Dije que las personas que estaban en casa (hace sonidos como si se ahogara) sintiendo dificultad para respirar buscarán un hospital”.

El mandatario volvió a defender el uso de fármacos de probada ineficacia contra la enfermedad, según estudios científicos, y afirmó que creía haber salvado miles de vidas gracias a la divulgación del tratamiento temprano. “Me lo agradecen porque tuve el coraje de demostrar que había una alternativa que podía ser realmente buena, y lo fue, tanto que me salvé. Mi propia familia, todos los que tenían Covid, tomaron este medicamento”.

Bolsonaro también dijo al ser cuestionado sobre sus discursos sexistas que “cayó en una trampa” cuando dijo que el nacimiento de su hija menor, Laura, habría sido una “debilidad” después de sus cuatro hijos varones. “Es una broma común entre hombres. Pero ya no le digo eso a nadie”.