Jair Bolsonaro quiere contratar un hacker que reveló información sensible de la causa Lava Jato

·4  min de lectura
Bolsonaro libra una lucha para bloquear la implemetación del voto electrónico en las próximas elecciones de Brasil. (AP Photo/Eraldo Peres)
Bolsonaro libra una lucha para bloquear la implemetación del voto electrónico en las próximas elecciones de Brasil. (AP Photo/Eraldo Peres) - Créditos: @Eraldo Peres

En medio de su cruzada contra la implementación del voto electrónico, el presidente brasileño Jair Bolsonaro le ofreció un contrato al abogado y hacker Walter Delgatti, conocido por exponer chats privados e información sensible de la causa Lava Jato. Así lo aseguró la revista Veja en un reportaje que incluye fotografías de momentos previos al encuentro.

Según el medio brasileño, Delgatti fue recibido por Bolsonaro en el Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial. La reunión tuvo lugar mientras el mandatario, que busca la reelección el 2 de octubre, sostiene que el sistema de urnas electrónicas podría permitir que se cometa fraude para perjudicarlo.

Delgatti es conocido como el hacker que accedió a mensajes de Telegram entre el exjuez Sergio Moro y el fiscal Deltan Dallagnol, jefe del Ministerio Público de Curitiba en la Operación Lava Jato. Allí se expuso irregularidades en el proceso y supuesta coordinación en pasos judiciales, que permitieron la liberación del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Veja registró la llegada del hacker al palacio presidencial y luego su salida, casi dos horas después.
Veja registró la llegada del hacker al palacio presidencial y luego su salida, casi dos horas después. - Créditos: @Veja

Delgatti, aparentemente con problemas económicos, vive en Araraquara, interior de San Pablo, y se hizo famoso luego de que la Policía Federal descubriera que él había sido el autor del hackeo y la fuente de The Intercept, el sitio estadounidense que publicó en asociación con otros medios brasileños el escandaloso contenido del Telegram del equipo de Lava Jato.

El hacker estuvo preso por estafa en el caso conocido como “Vaza Jato”, a raíz de esas filtraciones. El material obtenido por la Policía Federal en poder de Delgatti se encuentra en el proceso llamado Operación Spoofing, utilizado por el Supremo Tribunal Federal de Brasil como parte de las pruebas de irregularidades en la investigación judicial.

Después que Delgatti anunciara que piensa votar a Lula en los comicios de octubre, el Partido Liberal de Bolsonaro quiso sumarlo a la campaña para supuestamente asesorar al equipo en asuntos cibernéticos, según publicaron Veja y el portal Forum.

La revista publicó las fotos de Delgatti acompañado por la diputada bolsonarista Carla Zambelli. Ambos fueron fotografiados cuando ingresaban el pasado miércoles en un automóvil oficial del Congreso a la residencia presidencial. El articulador de la reunión fue Valdemar Costa Neto, presidente del Partido Liberal, uno de los condenados por el escándalo del Mensalao, la distribución de dinero ilegal de campaña por el cual fue condenado el exjefe de gabinete de Lula, José Dirceu.

Delgatti y Carla Zambelli: foto publicada en Twitter.
Delgatti y Carla Zambelli: foto publicada en Twitter. - Créditos: @@CarlaZambelli38 - Veja

Sin embargo, a partir de ese encuentro hubo consecuencias inesperadas. El abogado de Delgatti, Ariovaldo Moreira, anunció el viernes que dejaba a su cliente luego de haber sido sumado a la campaña de Bolsonaro, consignó Veja.

Según Moreira, Delgatti fue convocado como hacker para sumarse a la búsqueda de elementos de que las elecciones pueden ser blanco de fraude. ”Le dije que nos fuéramos, pero él se quiso quedar”, manifestó el letrado. El defensor recordó que Delgatti tiene prohibición de acceder a internet y de salir de su ciudad sin autorización judicial.

Rechazo

La noticia se conoce luego que un abanico amplio de sectores lo cuestionara. En la Facultad de Derecho de la Universidad de São Paulo, donde académicos, empresarios, militares, políticos opositores, figuras del medio artístico y movimientos sociales y sindicales se unieron en un manifiesto para repudiar las amenazas de Bolsonaro a no respetar el resultado electoral.

El mandatario publicó en Twitter que la “Carta en Defensa del Estado de Derecho”, que logró más de un millón de firmas, es una “jugada” del Partido de los Trabajadores. ”Esta carta tuvo algunas páginas arrancadas sobre todo cuando se debería repudiar el apoyo, inclusive financiero, del PT a dictaduras como Cuba, Nicaragua y Venezuela, así como el control a los medios y a Internet”, aseguró.

Bolsonaro dijo que firmar una carta por la democracia “mientras se apoya a regímenes que la desprecian y atacan tiene la misma relevancia que una carta contra las drogas firmada por Zé Pequeno”, en relación al personaje principal de la película de ficción Ciudad de Dios, de Fernando Meirelles, que es un narcotraficante de Río de Janeiro.