Jaime Martínez Veloz trabaja por una Baja California eficaz, transparente e incorruptible

Cesar Giovanni Estrada Romero
·2  min de lectura
Jaime Martínez Veloz trabaja por una Baja California eficaz, transparente e incorruptible
Jaime Martínez Veloz trabaja por una Baja California eficaz, transparente e incorruptible

Jaime Martínez Veloz —quien disputa el V Distrito de Tijuana por la alianza “Va por Baja California”, integrada por los partidos PRI, PAN y PRD— se ha comprometido a un diálogo permanente y participativo a lo largo de Tijuana, donde ha logrado reunirse con líderes comunitarios, profesionistas de toda índole y la ciudadanía en general.

Él, arquitecto de profesión, tiene el pensamiento de alguien que construye —y naturalmente sabe que también se deben desmantelar ciertos gobiernos, mudar los escombros y construir en suelo fértil una nueva ciudad, un nuevo Estado—, y los planes que tiene para Baja California versan sobre la eficacia, la transparencia y el destierro de la corrupción.
“La 4ta transformación es una ilusión”, menciona Veloz. Pues el gobierno actual ha erigido un proyecto que carece de significado, estructura y organización. No hay ningún plan de desarrollo objetivo al cual el pueblo mexicano pueda acceder, donde se lea a detalle qué es lo que se propone y cómo puede uno participar.

Este gobierno de nimiedades tiene en sus entrañas cuatro disposiciones que distan de un diálogo del Estado con la sociedad. En primer lugar, la polarización intrínseca bajo el mote “estás conmigo o estás contra mí” distorsiona, manipula y entorpece el proceso democrático. En segundo lugar, tiene la fascinación neurótica por echarle la culpa a los demás y al pasado, sin trabajar las urgencias del presente y asumir la responsabilidad inherente del cargo público. En tercer lugar está la campaña permanente, gobernar con las mañaneras no es gobernar, es hacer un discurso del denuesto y la vanidad. Y finalmente, este gobierno insensible, se ha convertido en una secretaría de asuntos electorales.

Lo que propone Veloz es la creación de puentes sociales que permitan la unificación, donde el ser humano sea el principio y fin de toda acción de la administración gubernamental y los poderes públicos. Y para eso también se precisa de una rendición de cuentas por parte de los servidores públicos, quienes deben tener la consciencia que el poder y sus cargos son para servir a la sociedad, no para enriquecerse.

La honestidad es una cosa que se practica, que se ejecuta diariamente y sólo a través de la aplicación puede eliminar los intereses oscuros de la política actual, y renovarse en transparencia, eficacia e incorruptibilidad.
En la siguiente liga pueden leer la propuesta completa.

VIDEO RELACIONADO: Jaime Martínez Veloz menciona sus prioridades como Diputado Federal del Distrito 5 en Tijuana