Jaime Martínez Veloz tiene un Programa para la Atención Integral a la Juventud de Baja California

·4  min de lectura
Jaime Martínez Veloz tiene un Programa para la Atención Integral a la Juventud de Baja California
Jaime Martínez Veloz tiene un Programa para la Atención Integral a la Juventud de Baja California

El pasado fin de semana Jaime Martínez Veloz, candidato a la diputación del Quinto Distrito de Tijuana en la coalición “Va por Baja California”, integrada por los partidos PRI, PAN y PRD, en compañía del Grupo Homogéneo de Educación (GHE), su suplente José Luis Kato y el candidato a diputado local por el Octavo Distrito, Fufo Guerrero, rehabilitaron el parque de la colonia Guaycura, con la intención de beneficiar a los vecinos de la zona para que puedan utilizar este espacio público de una mejor manera. Luego, hicieron un recorrido por el mercado sobreruedas de la zona para conocer las necesidades locales.

Veloz considera que este tipo de acciones formulan una sociedad más participativa y solidaria, que se organiza para construir y mantener espacios de encuentro y comunión. En las propuestas del candidato versa una Ley Nacional de la Juventud, que va de la mano con una propuesta de acciones para la integración de un Programa de Atención Integral a la Juventud de Baja California, titulado Nuevas Generaciones. En relación a esto, es necesario situar en el plano de lo real que acciones como ésta, de trabajo comunitario y rehabilitación de espacios que nos pertenecen como sociedad, se relacionan con una estrategia integral que busca el bienestar, la seguridad, los momentos de juego y de creación, la libertad del ciudadano.

El programa Nuevas Generaciones ilustra todo un diagnóstico del sector, puntualizando que en Baja California la juventud constituye una de las mayores fortalezas, sin embargo, la carencia de una política de Estado hacia los jóvenes es una situación que debe cambiar. Pues entre sus derechos más importantes surgen la salud, protección social, educación, capacitación y formación técnica y profesional de calidad —donde paralelamente debe atenderse el tema de la academia, el fortalecimiento de la labor docente—, el empleo, recreación, tiempo libre, educación física y práctica deportiva, vivienda familiar, espacios de encuentro seguros y derechos humanos fundamentales. Además de tener la oportunidad de integrarse en la toma de decisiones, organizarse, participar y expresarse social, política y culturalmente, a vivir en unas favorables condiciones, sin violencia.
El diagnóstico demuestra lo intolerable de la situación, un México que ha dejado a los jóvenes sujetos a un peligro inminente, a una violencia que rodea la totalidad de los círculos en que se mueven: en la miseria, en la falta de educación, en la falta de iniciativas que estimulen proyectos productivos y genuinos, cosas que puedan potenciar los talentos y riquezas en lugar de frenarlos e impedirlos. Veloz propone que estas cosas cambien, diseñar una política de Estado que no se limite a la acción unilateral del gobierno, sino que integre a los beneficiarios, a jóvenes que en el fondo conocen más de sus necesidades e inquietudes que cualquier otra persona.

Veloz plantea objetivos en materia de educación, que van desde mejorar la infraestructura educativa para que todos puedan estudiar —incluso si pertenecen a comunidades indígenas o rurales alejadas de los centros de población— hasta impulsar proyectos productivos de alto impacto que beneficien las necesidades reales del estado y el municipio; objetivos en materia de salud, que buscan facilitarle al médico su labor de atención con insumos, equipo, espacios y materiales suficientes, de calidad y actualizados, hasta orientar una cultura permanente de activación física y sana alimentación —combatiendo la obesidad y la diabetes mellitus en la población juvenil—; objetivos en materia de capacitación y empleo, buscando estimular la participación en diversas actividades de jóvenes que no estudian ni trabajan, ofreciendo opciones motivantes de incorporación a proyectos que sean de su interés y rompan con la inercia improductiva en que se encuentran.
La propuesta se sigue con objetivos en materia de vinculación entre instituciones-jóvenes, donde se busca inaugurar una nueva política de Estado que abra canales de comunicación entre gobierno y juventud; objetivos en materia de vinculación jóvenes-sociedad, que busca formar a los futuros profesionales con énfasis en el conocimiento de la problemática general, sensibles a las urgencias de su espacio-tiempo; objetivos en materia de cultura, recreación y deporte, que consisten en acercar a los jóvenes en el plano estatal, nacional e internacional en temas de arte, cultura y deporte, propiciando una Baja California que apoya y estimula a artistas y deportistas que con su talento pueden representar a México en el mundo.

Todos estos objetivos están sostenidos por una ruta crítica concisa, concreta y congruente de acciones inmediatas, Veloz sostiene que la gestión de dicho calendario de actividades no debe postergarse más, pues necesitamos el cambio aquí y ahora. Acciones que se resumen en el reconocimiento, en la competitividad, la certificación, vinculación y fomento a la investigación, cosas que a través de la organización social pueden llevar a Tijuana y a Baja California a un mejor lugar para los jóvenes, un lugar que incuba y promueve los talentos y potenciales, no que impone ni limita sino que estimula y apoya.
En la siguiente liga pueden leer las propuestas del candidato.

VIDEO RELACIONADO: Tijuana no se expropia, no se vende, no se rinde ni se pone de rodillas: Veloz

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.