Jaime Kohen aprovecha "descanso" reparador para crear "Espejos"

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 7 (EL UNIVERSAL).- Aunque para el cantante Jaime Kohen la música siempre ha sido su pasión y considera que es para lo que nació, confiesa que no siempre estar involucrado en este arte lo ha hecho feliz, por ello en 2015 decidió darse un descanso para sanar, ayudar a su pareja y así regresar este año con nueva música y propuesta.

"En 2015 mi pareja pasó por un momento complicado en el que tuve que estar a su lado y apoyarlo, en donde teníamos que hacer algo al respecto, pudimos habernos quedado en el papel de víctimas pero creo que decidimos ser valientes, tomar la responsabilidad de nuestras acciones y hacer algo para sanarnos", detalló.

Justo este momento complicado en su vida personal hizo que comenzara a darle, más importancia a su faceta como diseñador en Quintana Roo, pero en esos momentos de silencio, tranquilidad y lejanía hizo que comenzará a escribir sobre el proceso sobre el que pasaba y así nació la música para su nuevo material que llevará por título "Espejos".

"La música siempre me ha ayudado a salvarme, a sanar y entender cual es mi misión en esta vida y saber si quería regresar a la música y cómo quería hacerlo", detalló.

Así fue que nació "Gigante", el primer sencillo de esta nueva etapa en la carrera de Jaime, misma que este jueves se estrenó y la cual dijo, es un canto a ser el responsable de guiar su vida.

"Cuando escribí ‘Gigante’ recordé la etapa de crisis que viví y la manera en la que pude salir de ella, descubrí que salí más fuerte de esa situación y que ahora quiero ser el único que tome las decisiones sobre cómo quiero tomar mi camino, como quiero tomar los embates que la vida me vaya a poner y como eso me va ayudar a ser mejor persona", explicó.

Para Kohen su vida personal siempre ha impregnado sus música y por eso en esta ocasión no podía ser de otra manera, por ello quería transmitir a través de su nuevo proyecto, un mensaje positivo, el cual refleja cómo trabajar los miedos y cómo afrontarlos.

El músico de 33 años también detalló que otra de las cosas por las que se alejó de la música también tuvo que ver con esa desazón que tenía hacía la industria musical, sentimiento que cambió en estos últimos años.

"También es cierto que me quise alejar porque me sentía decepcionado de la música o la industria, me sentía muy frustrado y por consiguiente pues me sentía un tanto triste por ello. Tuve que trabajar en eso para descubrir por que quiero seguir en esto y que implica el regresar a la música", añadió.