Jackson Health System cancela visitas a los pacientes por alza del COVID

·3  min de lectura

Jackson Health System, la red de hospitales públicos de Miami-Dade, volvió a poner fin a las visitas a la mayoría de sus pacientes ante el aumento de los casos de COVID.

Las restricciones más rigurosas entraron en vigor el martes por la mañana con el “alto nivel de riesgo”. A principios de este mes, el hospital redujo las visitas a solo un visitante sano para la mayoría de los pacientes y puso fin a las visitas a pacientes adultos en urgencias debido a la preocupación por la variante ómicron.

Con las nuevas restricciones, solo los pacientes pediátricos, de maternidad y de rehabilitación sin diagnóstico confirmado o sospechoso de COVID podrán recibir una visita de una persona sana al día. Los pacientes que estén en fase terminal y no tengan un diagnóstico confirmado o sospechoso de COVID también podrán recibir visitas.

Para las citas ambulatorias programadas, solo se permitirán visitas a los pacientes menores de edad que necesiten la ayuda de un cuidador o que estén bajo custodia policial y necesiten una escolta. Las visitas también están permitidas en los centros de atención a largo plazo del Jackson. Las personas con deficiencias o discapacidades físicas, intelectuales, de desarrollo o cognitivas también pueden tener una persona con ellos siempre y cuando se considere médicamente necesario.

Sin embargo, Jackson Health dice que los visitantes aptos deben seguir una serie de reglas también, como someterse a una revisión y a un control de temperatura antes de entrar y llevar una mascarilla en todo momento dentro de las instalaciones. Los visitantes también deben ser mayores de 18 años, aunque hay una excepción para los niños que visitan a un padre o tutor legal que esté al final de su vida. (Las indicaciones completas pueden encontrarse en la página web del hospital).

“Si un visitante tiene una situación especial, debe pedir hablar con un administrador. Entendemos las dificultades que esto crea en las familias con un ser querido en el hospital”, escribió Jackson Health en un tuit. “La salud, el bienestar y la seguridad de nuestros pacientes, visitantes y empleados es nuestra máxima prioridad”.

La nueva política de visitas de Jackson es similar a la que Memorial Healthcare System, con sede en Hollywood, inició la semana pasada, y llega en un momento en que la Florida registra una cantidad récord de casos de COVID-19. Y aunque los hospitales del sur de la Florida están recibiendo un número cada vez mayor de pacientes, con COVID, muchos de los pacientes diagnosticados fueron al hospital por otra razón no relacionada con esa enfermedad, como un accidente o para dar a luz, como ha informado el Miami Herald.

Otro factor que tiene a los expertos en salud optimistas es la evidencia emergente que sugiere que la variante ómicron, que es ahora la cepa dominante en el país y en Miami-Dade, causa casos menos grave que las cepas anteriores. Esto podría conducir a menos hospitalizaciones en comparación con la variante delta.

Sin embargo, todavía es demasiado pronto para decir si los casos de COVID impulsados por ómicron invadirán los hospitales con pacientes gravemente enfermos. Las hospitalizaciones suelen aumentar unas dos semanas después del pico en los casos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.