Jacinda Ardern ensalza el "inquebrantable sentido del deber" de Isabel II

·2  min de lectura

Sídney (Australia), 9 sep (EFE).- La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ensalzó este viernes el "inquebrantable sentido del deber" de la fallecida reina Isabel II, una de las tantas virtudes que le valieron el respeto "constante" de la gente en todo el mundo en medio de "cambios globales sin precedentes".

"La Reina fue una monarca muy querida y admirada, cuyo reinado récord de 70 años es un testimonio absoluto de su figura, y de su compromiso con todos nosotros. Fue extraordinaria", señaló la mandataria neozelandesa en un comunicado para expresar sus condolencias por el fallecimiento de Isabel II anunciado la víspera.

Arden subrayó que Isabel II estuvo en diez oportunidades en Nueva Zelanda, a donde viajó no solo para celebrar eventos como los Juegos de la Mancomunidad Británica en 1974 y 1990, sino también para solidarizarse con el país a raíz de diversas tragedias nacionales como el poderoso terremoto de 2011 que mató a 185 personas.

"Sé que hablo en nombre de toda la población de Nueva Zelanda al ofrecer nuestro más profundo pésame a los miembros de la Familia Real por el fallecimiento de la Reina. Para nosotros era una monarca muy admirada y respetada, para ellos era una madre y una abuela", expresó Ardern.

La mandataria agregó que los neozelandeses que "tuvieron el privilegio" de conocerla se "quedaron impresionados por su gran interés, su calidez y su sentido del humor", subrayó la mandataria, al recordar que Isabel II tenía un "profundo conocimiento de Nueva Zelanda y sus triunfos y desafíos".

Ardern anunció que el nuevo monarca británico Carlos III será el nuevo jefe de Estado de Nueva Zelanda, así como ordenó que las banderas sean izadas a media asta por el fallecimiento de Isabel II, a la espera de que se anuncien otros actos de luto nacional.

Además de ser jefa de Estado del Reino Unido, Isabel II lo era de la Mancomunidad de Naciones, que incluye a países como Australia, Nueva Zelanda Canadá o Jamaica.

(c) Agencia EFE