Jacinda Ardern deja el cargo de primera ministra de Nueva Zelanda

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, reacciona tras el anuncio de su dimisión en el War Memorial Hall, en Napier

Por Lucy Craymer

WELLINGTON, 19 ene (Reuters) - La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, anunció el jueves por sorpresa que no tenía "más fuerzas" para seguir al frente del país, que renunciaba a su cargo y que no se presentaría a la reelección.

Ardern, conteniendo las lágrimas, dijo que habían sido cinco años y medio difíciles como primera ministra y que era humana y necesitaba dar un paso al lado.

"Esperaba encontrar la manera de prepararme no sólo para otro año, sino para otro mandato, porque eso es lo que requiere este año. No he sido capaz de hacerlo", dijo Ardern, de 42 años, en una rueda de prensa.

"Sé que tras esta decisión se debatirá mucho sobre cuál ha sido la llamada 'verdadera' razón (...) Lo único interesante es que, después de seis años de grandes desafíos, soy humana", continuó. "Los políticos somos humanos. Damos todo lo que podemos, durante todo el tiempo que podemos, y luego llega el momento. Y para mí, es el momento".

Ardern irrumpió en la escena mundial en 2017 cuando se convirtió en la jefa de Gobierno más joven del mundo a los 37 años. Llevó adelante una apasionada campaña por los derechos de la mujer y por el fin de la pobreza infantil y la desigualdad económica en el país.

Líderes mundiales expresaron su aprecio por Ardern, que se convirtió en una de las figuras mundiales más reconocibles durante la pandemia del COVID-19 y tras los tiroteos masivos en dos mezquitas en 2019.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo: "La diferencia que ha marcado es inconmensurable".

El primer ministro holandés, Mark Rutte, sostuvo que habían intercambiado mensajes de texto el jueves y agregó: "Creo que es una líder formidable, en Nueva Zelanda, pero también en la región y en la ONU".

Por su parte, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, señaló que entendía la decisión de Ardern de dimitir: Creo que es una líder brillante y una mujer muy valiente".

LA SUCESIÓN

La votación del Partido Laborista neozelandés para elegir a su nuevo líder tendrá lugar el domingo, y el ganador será primer ministro hasta las próximas elecciones generales. El mandato de Ardern como líder concluirá a más tardar el 7 de febrero y se celebrarán elecciones nacionales el 14 de octubre.

Los analistas apuntan a varios ministros de Ardern como posibles candidatos, entre ellos el ministro de Educación y Policía, Chris Hipkins, y la ministra de Justicia, Kiri Allen.

Ardern declaró que no dejaba el cargo porque fuera difícil, sino porque creía que otros podían hacerlo mejor.

A su hija Neve le dijo que estaba deseando estar allí cuando empezara la escuela este año y a su pareja de muchos años, Clarke Gayford, que ya era hora de que se casaran.

Ocho meses después de convertirse en primera ministra se convirtió en la segunda dirigente electa en dar a luz durante su mandato, después de la paquistaní Benazir Bhutto.

Su estilo de liderazgo empático se cimentó con su respuesta a los tiroteos masivos en dos mezquitas de Christchurch en 2019, en los que murieron 51 personas y 40 resultaron heridas.

Ardern calificó rápidamente los atentados de "terrorismo" y se vistió con un hiyab al reunirse con la comunidad musulmana un día después del ataque, diciéndoles que todo el país estaba "unido en el dolor". Prometió y llevó a cabo una importante reforma de la ley de armas en el plazo de un mes.

"Ha demostrado que la empatía y la perspicacia son poderosas cualidades de liderazgo", declaró el jueves el primer ministro australiano, Anthony Albanese.

(Reporte de Lucy Craymer en Wellington; Escrito por Alasdair Pal y MIchael Perry; Editado en Español por Javier Leira)