Los jóvenes del sur y el este de Europa son los que más tarde se van de casa

·2  min de lectura

Bruselas, 1 sep (EFE).- Los jóvenes de los países del sur y el este de la Unión Europea son los que más tarde se van de casa, en torno a los 30 años, mientras que los nórdicos y los de los países del oeste abandonan el hogar familiar sobre los 20 años, según datos publicados este jueves por Eurostat.

Si se tiene en cuenta a toda la UE, en 2021 los jóvenes abandonaron el hogar de sus padres sobre los 26 años y medio, pero hubo grandes diferencias entre los distintos Estados miembros.

Las edades medias más altas, todas de 30 años o más, se registraron en Portugal (33,6 años), Croacia (33,3 años), Eslovaquia (30,9 años), Grecia (30,7 años) y Bulgaria (30,3 años).

En España la edad media para irse de casa fueron los 29,8 años.

Por el contrario, Suecia (19 años), Finlandia (21,2), Dinamarca (21,3) y Estonia (22,7 años) registraron las edades medias más bajas.

En Alemania y Francia los jóvenes se van a casa a los 23,6 años.

En todos los países de la UE los hombres abandonan el hogar de los padres más tarde que las mujeres, de hecho la edad media entre ellos en 2021 fueron los 27,4 años mientras que entre las mujeres se situó en los 25,5 años.

En España los hombres dejaron la casa de los padres a los 30,8 años y las mujeres a los 28,9 años.

En once países de la UE los hombres abandonaron el hogar de sus padres después de los 30 años: España, Croacia, Portugal, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Eslovenia, Italia, Malta, Rumanía y Polonia, mientras que solo en Portugal y Croacia las mujeres se marcharon de casa antes.

La brecha de género más amplia se da en Rumania, donde los hombres jóvenes se van a los 30,3 años y las mujeres a los 25,6 años, seguida de Bulgaria, donde los hombres se marchan a los 32 años y las mujeres a los 28,5 años.

Por el contrario en Suecia, Dinamarca e Irlanda se dieron las brechas más estrechas entre hombres y mujeres, con menos de un año de diferencia.

(c) Agencia EFE