Jóvenes oaxaqueños crean su propia compañía celular

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de jóvenes oaxaqueños fundó una compañía de telefonía celular libre que competirá en el mercado a un costo mucho menor, lo que contribuirá a reducir la brecha digital en el estado.

Se trata de ATOM CONECTA, compañía que pertenece a la empresa ATOM INOVATEC, que fue creada en diciembre de 2014, es dirigida por Jorge Ramos, y en la que se desarrollan productos tecnológicos, como paneles solares y cargadores de celular, entre otros, con la conjunción de artesanos, ingenieros y diseñadores.

El fundador del proyecto es Mario Salgado Ramos, quien es acompañado por otros cuatro jóvenes originarios de Oaxaca, por lo que en total son cinco los participantes.

La directora de ATOM CONECTA, Karina Castellanos, asegura que esta compañía es única en su tipo en el continente, pues fomenta la inclusión digital y la adopción de tecnologías de la información en zonas urbanas y rurales; además, no requiere contratos y utiliza una red compartida que les permite tener cobertura en Oaxaca y fuera del estado.

"Somos la única empresa comprometida con el desarrollo de nuestro estado, por cada compra, un porcentaje será destinado a donar antenas a comunidades en vulnerabilidad reduciendo la brecha digital y social en México", dice.

Lo anterior, explica, porque Oaxaca es la segunda entidad con menor número de usuarios de internet y la tercera con menor número de usuarios de telefonía.

Esta brecha, dice, prevalece mayormente en las zonas rurales donde 45% de la población tiene acceso a internet, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la información de los Hogares (ENDUTIH).

Señala que esto se debe a la baja capacidad adquisitiva, pues en las comunidades es muy costoso contratar internet satelital.

A raíz del Covid-19 esta brecha digital representó la vulneración de un derecho elemental para el desarrollo social, como la educación, por las limitaciones para acceder a información.

La conectividad, señala, no sólo influye en quedar fuera de la fuente de conocimiento, también en la ampliación de libertades económicas, sociales, políticas y culturales; en consecuencia, un gran número de localidades padecen dificultades para estar conectadas.

Con eso en mente, señala, este proyecto busca combatir este aislamiento que mantiene en una situación de rezago. Lo anterior, se logrará mediante un sistema en el que por cada chip que se adquiera de esta compañía celular, la empresa dotará de infraestructura de telefonía y acceso a internet de forma gratuita a una comunidad en estado de pobreza digital.

"Tenemos red satelital. Entonces prácticamente donde se ve el cielo ahí llegamos y sin ningún problema entra. Por cada chip que se venda una parte es destinada para comprar estas antenas, llevarlas a estas comunidades a instalar gratuitamente y con el equipo sin ningún costo, y así poderlos ayudar en esta pandemia, pues los chicos necesitan de red, que no llega, porque aparte es muy costoso".

Las ventajas de su empresa de telefonía celular, reitera, es que no se necesitan de contratos ni del pago de mensualidad; además, el chip es libre y se puede realizar recargas desde cualquier lugar.

Además, asegura, el costo es menor y con más beneficios que las grandes compañías de telefonía celular, pues con una recarga de 200 pesos se cuenta con internet y llamadas ilimitadas durante un mes, por lo que el celular puede funcionar como módem al cual conectar otros dispositivos para tener servicio de internet.

Actualmente, la velocidad del internet oscila entre 20 y 25 gigas, mientras que el que ofrecen las grandes compañías en "términos reales" llega a 10 gigas. Karina Castellanos puntualiza que tampoco tienen problemas de conectividad, pues cuentan con los derechos para usar las mismas antenas que utilizan dichas empresas.