Jóvenes crean material en 30 lenguas indígenas contra Covid

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- En medio de la pandemia por Covid-19, jóvenes integrantes del Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción A.C. (Cepiadet), se dieron a la tarea de diseñar carteles, mensajes radiofónicos y material de internet en 30 lenguas indígenas.

Durante el panel virtual "La prevención y contención de Covid-19 en los pueblos indígenas: acceso a la información y materiales de difusión", organizado por el Cepiadet, dieron a conocer que este proyecto es impulsado por jóvenes provenientes de pueblos originarios para subsanar la carencia informativa, e incidir en el control de los contagios.

"Ante un panorama de noticias falsas e información limitada y sesgada, que no toma en cuenta los contextos de las comunidades y los pueblos indígenas, integrantes del proyecto "Jóvenes Embajadores Indígenas Frente al COVID" comenzaron a diseñar material de difusión para la población que no habla o domina el español", señalaron.

Al dar a conocer la tercera fase de los materiales de difusión que han producido estos jóvenes provenientes de pueblos originarios, Gaby León Ortiz, participante de dicha iniciativa, explicó que ésta surgió tras considerar que el derecho de acceso a la información en las lenguas de las comunidades indígenas de Oaxaca no se estaba garantizando a pesar de la emergencia sanitaria.

"Las personas indígenas tenemos derecho de recibir información en nuestra lengua, y de acuerdo a nuestros contextos y formas de vida para reducir las afectaciones de la pandemia, pero al no existir nos propusimos el objetivo de traducir mensajes en carteles, audios y formatos gráficos digitales en 50 variantes de lenguas indígenas", explicó la joven activista.

La primera etapa empezó en abril y ahora se encuentran en su tercera etapa de desarrollo.

Gaby León puntualizó que en los pueblos indígenas el concepto #QuédateEnCasa no aplica de la misma forma que en las zonas urbanas, porque las dinámicas de convivencia así como de trabajo son distintas, por lo que en el material que ellos comparten optaron por utilizar: #QuédateEnTuComunidad.

Los mensajes se refieren a las medidas preventivas para evitar contagios, como lavarse las manos, uso de gel y distanciamiento social; los cuidados a personas vulnerables, niñas, niños, embarazadas y mayores; cómo detectar los síntomas de Covid-19, y qué hacer ante esto.

En el caso de las y los migrantes que desean acudir a su comunidad, agregó, se les advierte que eviten las visitas si no son necesarias, y que luego de viajar tendrán que estar encerrados 15 días en su casa antes de salir a las calles de su pueblo.

Mencionó también que a esos materiales de prevención y cuidado para evitar contagios, se suma un nuevo mensaje dirigido a instituciones de gobierno para que procuren brindar atención con perspectiva intercultural a los usuarios, así también para que consideren otros mecanismos para hacer llegar información y servicios, respetando las determinaciones que han tomado las comunidades para protegerse.

De igual forma, aclaró Gaby León, se dirigen a los partidos políticos para que sus aspirantes a algún puesto de elección popular se sometan a las mismas exigencias que se piden a servidores públicos.

Al momento han distribuido materiales de difusión en 30 variantes lingüísticas y su objetivo es llegar a 50, "esperando sea de utilidad para hacer frente a la contingencia", afirmó.

Evitar noticias falsas

Durante dicho panel virtual organizado por el Cepiadet, el especialista en Derecho de Acceso a la Información Pública, Juan Gómez Pérez, consideró que los materiales impresos y audiovisuales que han producido jóvenes indígenas en las distintas lenguas que se hablan en la entidad, son necesarios y oportunos para poder mitigar los efectos de la pandemia por Covid-19.

Dichos materiales, expuso, cobran relevancia para evitar que las comunidades indígenas caigan en el juego de las noticias falsas que abundan en la atmósfera digital, y debido a que a las instituciones gubernamentales les han "faltado esfuerzos para generar contenido en lenguas indígenas".

Por su parte, el doctor Filiberto Cruz Vicente, especialista en neumología, mencionó que aparte de información se requiere participación comunitaria, "afortunadamente tenemos ese elemento que ha ayudado para que la pandemia no afecte tan intensamente como en las ciudades".

En su oportunidad, Román García López, regidor de Salud del municipio de Santa María Yucuhiti, en la Mixteca de Oaxaca, manifestó que gracias a las medidas adoptadas en su comunidad, a la fecha es un municipio limpio de Covid-19.

Para lograr esto, describió, "tenemos un decreto para operar dos filtros: uno hacia Putla y otro hacia Tlaxiaco; no hemos tenido asambleas; Protección Civil nos dio equipo para sanitizar escuelas, auditorios, clínicas, calles, y no dejamos pasar camiones con productos transnacionales", detalló.

Y añadió que la información sobre las medidas preventivas se difunde por medio de su radio comunitaria.

Por último, la antropóloga Laura Montes Altamirano, investigadora del CIESAS Pacífico Sur, dio a conocer que un grupo de investigadores de la misma institución se encuentran realizando una investigación de Bio-Gobernanza para documentar y analizar necesidades de las comunidades indígenas en tiempos de Covid-19, así como sus procesos de toma de decisiones y organización para frenar la pandemia.

"Buscamos dar a conocer las estrategias que han desarrollado las comunidades para contar la pandemia esperando tener incidencia política, porque consideramos que el acceso a la información debe ser seria, científica, sensible, culturalmente apropiada.

Reconoció que pese a la brecha tecnológica, las y los jóvenes tienen un rol fundamental. "Esta experiencia de jóvenes embajadores indígenas frente a Covid-19 permite resolver en parte esta brecha con la producción de materiales muy pertinentes no solo en su lengua sino culturalmente apropiadas".

Finalmente las y los participantes coinciden que la pandemia tarde o temprano llegará a más comunidades, sin embargo, destacaron, la organización comunitaria e información adecuada permitirán tener mejores controles sobre la enfermedad que aqueja a la humanidad y para la cual todavía no hay vacuna ni cura.