La izquierda busca su "remontada" frente a Macron en las legislativas de Francia

·4  min de lectura

La izquierda se quedó en abril a las puertas del balotaje de la elección presidencial, pero ahora busca su "remontada" ante el presidente liberal Emmanuel Macron en las legislativas de junio con un frente unido, inédito en 25 años.

"¡No se decidió nada [en la presidencial]!", dice el líder de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes), Jean-Luc Mélenchon, ante cientos de simpatizantes en Sainte-Geneviève-des-Bois, a 80 kilómetros al sur de París.

Su principal argumento es el contexto de la reelección de Macron el 24 de abril. Para la izquierda, los electores votaron por él para impedir la llegada al poder de su rival ultraderechista Marine Le Pen, no por sus ideas.

Y ahora buscan convertir las legislativas en una "tercera vuelta" para arrebatar la mayoría en el parlamento a la alianza centrista ¡Juntos! de Macron e impedir que pueda aplicar su programa, como el retraso de la jubilación de 62 a 65 años.

Aunque los sondeos dan igualados en la primera vuelta del domingo al oficialismo y a la izquierda, las fuerzas centristas obtendrían muchos más diputados tras el balotaje del 19 de junio, aunque podrían perder su mayoría absoluta.

En Sainte-Geneviève-des-Bois, los participantes y público asistente al mitin de Mélenchon confían en "la remontada de la izquierda y el ecologismo", en palabras del alcalde de la ciudad próxima de Grigny, el comunista Philippe Rio.

"La Nupes en el gobierno traería un nuevo aliento, la voz de los barrios populares, de los jóvenes", asegura a la AFP una concejal socialista de la circunscripción, que pide el anonimato y para quien "hay una necesidad de cambio".

- "Habla con el corazón" -

El departamento de Essonne, donde se celebró el martes el mitin, es un ejemplo de esta batalla por el "cambio" que libra el frente de comunistas, ecologistas, socialistas e izquierda radical, liderado por el veterano político de 70 años.

En 2017, por separado, no lograron ninguna de sus 10 circunscripciones. Cinco años después esperan seguir la estela de la presidencial, en la que Mélenchon fue el más votado en la primera vuelta, para recuperar escaños del centro y la derecha.

Durante el mitin en un parque rodeado de viviendas sociales, varios centenares de personas escuchan entre tímidos aplausos las propuestas de los candidatos a diputado, pero la multitud congregada espera sobre todo la llegada de Mélenchon.

"Habla con el corazón, dice las cosas sin rodeos", asegura a AFP Ali, de 52 años, un vecino del barrio que se define como "un inmigrante pero francés también". Su amigo Mohamed, de 39, espera que el político se convierta en "primer ministro".

Este antiguo militante trotskista usa esta imagen de político radical para protagonizar la campaña, como cuando dijo el sábado que "la policía mata" para denunciar la actuación policial, objeto de varias polémicas recientes.

"Mélenchon consiguió reunir todos los criterios de un candidato populista a ojos de los franceses: discurso de proximidad teñido de demagogia en un cuerpo autoritario y poderoso", escribe Jérémie Peltier, en una nota de la Fundación Jean Jaurès.

- La clave de la abstención -

El "Chávez galo", como lo calificó días atrás el ministro de Economía, Bruno Le Maire, en un entrevista al diario Le Figaro, se ha convertido así en el centro de las críticas del oficialismo, ante su caída en los sondeos.

Antiguos pesos pesados del otrora gobernante Partido Socialista (PS) también suelen cargar contra su excompañero de filas, pese a que su formación está en la alianza y algunos apoyan incluso candidaturas disidentes a la Nupes.

Como el izquierdista, el presidente francés multiplica en la recta final de la campaña sus desplazamientos, como este miércoles en uno de los bastiones de la izquierda al noreste de París para hablar de juventud.

La abstención se anuncia además clave, máxime cuando menos de la mitad de los electores tiene previsto por ahora ir a votar, en un contexto de "campaña de baja intensidad", explica el politólogo Vincent Tiberj, de Sciences Po Burdeos.

"Esto afecta a los electores intermitentes, los menos ricos, los menos diplomados, las clases populares, los más jóvenes y, por tanto, más al electorado de Agrupación Nacional [extrema derecha, NDLR] y la Nupes", agrega.

bur-tjc/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.