Italia suma 9.660 casos de COVID-19 y 499 fallecidos en las últimas 24 horas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Roma, 2 feb (EFE).- Italia suma 9.660 nuevos contagios de coronavirus y 499 fallecidos en las últimas 24 horas y una tasa de positividad (porcentaje de positivos entre todos los test realizados) que ha descendido al 3,9 %, ha informado hoy el Ministerio de Sanidad.

Los contagios han ascendido hoy hasta los 9.660, 1.735 más que ayer, un aumento notable en el número de personas infectadas, pero que coincide con un incremento reseñable en el número de pruebas efectuadas para detectar la enfermedad.

En las últimas veinticuatro horas se han hecho 244.429 test, contando también los de antígenos, lo que supone un aumento de algo más de 100.000 con respecto al día anterior, cuando se realizaron 142.41.

En el último día han perdido la vida 499 personas, en línea con la tendencia de los últimos días, lo que aumenta el total de fallecidos en el país desde el inicio de la pandemia a 89.344.

De los 437.765 positivos actuales, 20.317 permanecen ingresados en planta con diferente sintomatología.

Por otro lado, 2.214 pacientes se encuentran actualmente en la unidad de Cuidados Intensivos, con 158 ingresos más en el día de hoy.

La campaña de vacunación continúa, pese a los retrasos en las entregas de las dosis por parte de las compañías farmacéuticas, y ya han sido suministradas 2.083.364 dosis. Han recibido ya las dos dosis de la vacuna 732.763 personas.

La mayoría de regiones de Italia han pasado a ser zonas "amarillas" o de bajo riesgo desde este lunes, gracias al descenso de los contagios.

Solo permanecerán en zona "naranja" Apulia, Cerdeña, Sicilia (sur), Umbría (centro) y la Provincia Autónoma de Bolzano (norte). Ninguna región se encuentra actualmente en zona "roja" o de máximo riesgo, tras el último decreto que entró en vigor ayer.

Desde el Ministerio de Sanidad han señalado que pese a la ligera apertura de comercios y museos en gran parte del país, los italianos deben mantener las medidas de seguridad y no bajar la guardia.

(c) Agencia EFE