Italia obliga a empleados externos de residencias a presentar el pase covid

·2  min de lectura

Roma, 9 sep (EFE).- El Consejo de Ministros de Italia aprobó hoy un decreto por el que obligará a empleados externos de residencias de ancianos, escuelas y universidades a presentar el certificado sanitario para demostrar que están protegidos contra el coronavirus.

Hasta el momento, estos trabajadores como empleados de la limpieza, de comedores o encargados de labores de mantenimiento, estaban exentos de presentar este certificado sanitario, que se obtiene cuando la persona ha completado la pauta de vacunación, ha pasado la COVID-19 en los últimos seis meses o se ha realizado una prueba molecular o de antígenos en las 48 horas previas a enseñarlo.

Ahora, tendrán que mostrarlo, al menos hasta el 31 de diciembre, día en que finaliza el estado de emergencia, o de lo contrario podrá enfrentarse a sanciones económicas de hasta 1.000 euros o incluso a la suspensión de la relación laboral y de la remuneración salarial.

Todos los ciudadanos deben ya presentar este certificado si acceden a determinados espacios, como el interior de bares y restaurantes, museos, exposiciones, piscinas, festivales. conferencias, trenes, aviones y barcos.

La intención del Ejecutivo de Mario Draghi es extender la obligatoriedad de este certificado a otras categorías en las próximas semanas, entre ellos a los trabajadores de restaurantes.

El ministro de Administraciones Públicas, Renato Brunetta, está presionando para que esta medida se aplique también a los funcionarios.

Draghi ya avisó recientemente de que el Gobierno es planteaba hacer obligatoria la vacunación, ante el elevado número de personas que aún se muestran reticentes a inmunizarse contra el coronavirus.

El objetivo es mantener bajo control la curva epidemiológica y evitar nuevos confinamientos que penalicen la reactivación económica.

El ministro de Cultura, Dario Franceschini, pidió este jueves que se estudie la posibilidad de volver a recuperar el aforo total en el interior de cines y teatros con la presentación en la entrada del certificado sanitario, según una nota oficial.

Por su parte, el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, hizo un llamamiento a la población para que se vacune contra el coronavirus y dijo que la alternativa "son nuevas restricciones", en una intervención en un acto organizado en Roma.

La aplicación del certificado sanitario para determinadas circunstancias ha generado divisiones en el Gobierno en las últimas semanas, después de que la ultraderechista Liga mostrara su oposición y presentara una serie de enmiendas en el Parlamento para que no saliera adelante, aunque finalmente las retiró y este jueves apoyó su aprobación en la Cámara de los Diputados.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.