Italia: varios muertos y desaparecidos tras torrenciales lluvias e inundaciones

·3  min de lectura
© Reuters/Yara Nardi

Al menos nueve personas murieron a causa de las devastadoras lluvias y las consecuentes inundaciones en la madrugada de este 16 de septiembre, en la región de Las Marcas, en el centro de Italia. Las autoridades evalúan los daños, mientras los rescatistas intentan encontrar a al menos cuatro personas desaparecidas.

Muerte, destrucción y escombros. El panorama es desolador en la región de Las Marcas, en el centro de Italia. Las torrenciales lluvias azotaron varias ciudades, dejando decenas de automóviles volcados, tiendas anegadas y carreteras bloqueadas.

El fenómeno, que sorprendió a los habitantes en la madrugada de este viernes 16 de septiembre, deja al menos nueve personas fallecidas y cuatro desaparecidas. Entre estas últimas se encuentran al menos dos niños, incluido uno que fue arrancado de los brazos de su madre, en la localidad de Barbara.

"Fue como un terremoto", describió a la estatal 'Radio y televisión Italiana' (RAI), Ludovico Caverni, alcalde de Serra Sant'Abbondio, otro pueblo afectado por las inundaciones.

Ante el fuerte temporal, docenas de habitantes treparon a techos y árboles para escapar de las aguas y esperar por un rescate.

Imágenes publicadas por los cuerpos de bomberos mostraron a los socorristas en balsas tratando de evacuar a las personas en la ciudad costera de Senigallia, mientras que otros intentaban limpiar un paso subterráneo de escombros.

Los bomberos que operan en el área han rescatado a decenas de residentes y cerca de 50 personas han sido atendidas en hospitales por lesiones.

Alrededor de 400 milímetros de lluvia cayeron entre dos y tres horas, un tercio de la cantidad que normalmente se recibe en un año, indicó la agencia de Protección Civil.

"Mi frutería ha quedado al revés", relató Luciana Agostinelli, una residente de Cantiano, un pueblo cercano a la vecina región de Umbría, donde los habitantes junto a operarios de excavadoras trabajan arduamente para retirar el lodo, así como artículos domésticos y de negocios destruidos.

“Es un fenómeno irreversible, una muestra de lo que será nuestro futuro”

El sorpresivo temporal se registró, luego de la peor sequía de Italia en siete décadas durante el verano.

Los expertos explican que el calentamiento global causa estragos en los patrones climáticos y hace más probable que ocurran inundaciones en áreas afectadas por la sequía, debido a que el suelo está demasiado seco para absorber el agua rápidamente.

“Es un fenómeno irreversible, una muestra de lo que será nuestro futuro”, aseveró Paola Pino d'Astore, experta de la Sociedad Italiana de Geología Ambiental (SIGEA), quien explicó que las inundaciones son consecuencia del cambio climático, por lo que no son fáciles de predecir.

Se trata de una evaluación que fue respaldada por Protección Civil, ya que las lluvias que impactaron la región fueron mucho más fuertes de lo que habían alcanzado a pronosticar las autoridades meteorológicas.

"Nos dieron una alerta normal por lluvia, pero nadie esperaba algo así", aseguró Stefano Aguzzi, jefe de Protección Civil del gobierno regional.

Entretanto, las autoridades evalúan los daños. El jefe de la Agencia Nacional de Protección Civil, Fabrizio Curcio, se reunió con los funcionarios locales en Ancona, capital de Las Marcas, para determinar las pérdidas.

El alcalde de Barbara informó que al menos 1.300 de sus residentes quedaron sin agua potable y que el servicio telefónico es irregular.

Entretanto, los dirigentes de los partidos políticos que hacen campaña para las elecciones generales del próximo 25 de septiembre expresaron su solidaridad.

Enrico Letta, líder del Partido Demócrata, de centroizquierda, señaló que suspendería la campaña en la región de Las Marcas "en señal de luto" y permitiría que sus activistas locales participen en los esfuerzos para ayudar a las comunidades afectadas por las inundaciones.

Con Reuters, AP y EFE