Italia: Primer ministro, interrogado por cuarentenas tardías

NICOLE WINFIELD
La fiscal Maria Cristina Rota habla con la prensa al salir de la oficina del premier Guiseppe Conte en Palazzo Chigi en Roma, el viernes 12 de junio de 2020. (Roberto Monaldo/LaPresse vía AP)

ROMA (AP) — Fiscales interrogaron el viernes al primer ministro italiano Giuseppe Conte sobre la falta de cuarentena por coronavirus en dos comunidades de la región de Lombardía, en el norte de Italia, que se convirtió en una de las zonas más afectadas por la pandemia en el país.

Los médicos y virólogos han dicho que el retraso de dos semanas en la imposición de una cuarentena a Alzano y Nembro contribuyó a que el virus se propagara a la provincia de Bérgamo, que tuvo un aumento de 571% en muertes excedentes en marzo comparada con el promedio de los cinco años previos.

La principal fiscal, Maria Cristina Rota, interrogó a Conte, y a los ministros de salud y del interior, en la oficina del premier en Roma. Enfatizó que los funcionarios fueron entrevistados como testigos en la investigación, no como sospechosos.

“La audiencia se desarrolló de manera cordial y hubo la mayor cooperación institucional”, dijo a la prensa al final de la sesión. “Nos vamos agradecidos por las declaraciones que recibimos e iremos a terminar nuestro trabajo”.

A la fecha, nadie ha sido puesto bajo investigación y todavía no es claro qué responsabilidad criminal, de haberla, podría asignarse a los funcionarios públicos por decisiones que tomaron o dejaron de tomar en el que fuera epicentro del brote en Europa.

Entre otras cosas, la investigación indaga si recaía en el gobierno nacional en Roma o en las autoridades regionales en Lombardía la responsabilidad de crear una "zona roja” alrededor de los dos pueblos.

Después de entrevistar a funcionarios regionales en Lombardía el mes pasado, Rota dijo que parecía ser responsabilidad del gobierno nacional. Pero la oficina de Conte ha señalado normas que delegan dicha autoridad a las regiones y señalaron que otras regiones han instituido por su cuenta “zonas rojas”.

Italia registró su primer caso nacional de COVID-19 el 21 de febrero en la provincia de Lodi, en Lombardía. De inmediato 10 localidades de la provincia fueron puestas en cuarentena para intentar contener la propagación. Alzano y Nembro registraron sus primeros casos dos días después, el 23 de febrero, pero el gobierno no los puso en cuarentena durante dos semanas hasta que se aisló toda Lombardía el 7 de marzo.

Al preguntar si, en retrospectiva, debió imponer la cuarentena antes, Conte le dijo al diario La Stampa el viernes que estaba en paz con las decisiones tomadas. “Actué basado en la ciencia y ña conciencia”, declaró, según el diario.

___

Elperiodista de Associated Press Luigi Navarro contribuyó a este despacho.