Se espera que Puigdemont quede en libertad hasta la sentencia de extradición

·3  min de lectura
El exdirigente catalán Carles Puigdemont durante una rueda de prensa en el Parlamento Europeo, en Bruselas

Por Joan Faus y Jordi Rubio

MADRID, 24 sep (Reuters) -Un tribunal de Cerdeña esperaba el viernes poner en libertad al exdirigente separatista catalán Carles Puigdemont, pero ordenó que permaneciera en la isla italiana tras su detención allí por cargos de sedición.

España exigió la extradición de Puigdemont, pero el jefe regional de Cataluña criticó al Gobierno, diciendo que el arresto del jueves suponía un revés a los intentos de reconciliación entre Madrid y la rica región de la costa mediterránea.

Puigdemont era el presidente de Cataluña en el momento de un referéndum sobre la independencia de España en 2017, que según los tribunales fue ilegal y desencadenó la peor crisis política de España en décadas.

Algunos medios de comunicación italianos y españoles dijeron que un tribunal en la ciudad sarda de Sassari ya había ordenado la liberación de Puigdemont de la custodia y dictó que permaneciera en la isla para esperar una decisión sobre si debe ser extraditado.

Agostinangelo Marras, abogado de Puigdemont en Cerdeña, dijo a Reuters que el tribunal aún tenía que tomar una decisión, aunque el fiscal del Estado dijo que no había razón para mantenerlo encerrado.

"Es evidente que Puigdemont debe comparecer y someterse a la acción de la Justicia", dijo el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

El presidente dijo que el diálogo era la mejor manera de buscar la reconciliación, una semana después de reanudar las conversaciones con el gobierno separatista de Cataluña con el objetivo de fomentar la reconciliación con la región del noreste.

El líder regional de Cataluña, Pere Aragonés, dijo que la detención complicaba ese diálogo.

"Los acontecimientos de ayer visualizan claramente que el Estado español no ha actuado de buena fe ante la justicia europea", dijo a periodistas.

La policía acordonó una importante avenida de la capital catalana, Barcelona, después de que cientos de manifestantes se concentraran frente al consulado italiano, ondeando banderas separatistas catalanas y coreando "Puigdemont, nuestro presidente", "Libertad para Puigdemont."

ORDEN DE ARRESTO

Puigdemont, de 58 años, vive en un exilio autoimpuesto en Bélgica desde finales de 2017 después de que España le acusara de ayudar a organizar el referéndum independentista.

Es diputado del Parlamento Europeo desde 2019, pero fue detenido por la policía fronteriza italiana en el aeropuerto de Alghero cuando llegaba a Cerdeña desde Bruselas para asistir a un acto cultural.

El Parlamento Europeo le retiró la inmunidad en marzo.

Si es extraditado, es probable que Puigdemont se enfrente al mismo juicio del Tribunal Supremo que condenó a nueve líderes separatistas catalanes a largas penas de prisión en 2019 por su papel en el intento de ruptura con España de 2017.

El Gobierno español los indultó en junio, pero dijo que Puigdemont todavía tenía que enfrentarse a la justicia en España.

Sobre Puigdemont pesaba una orden de detención europea emitida por España, pero su abogado principal, Gonzalo Boye, dijo a periodistas en Bruselas que no había motivos para detenerlo.

El Ministerio de Justicia de Italia dijo que no tiene ningún papel decisorio en el procedimiento de la orden de detención europea.

(Información de Giselda Vagnoni y Crispian Balmer en Roma, Agnieszka Flak y Emilio Parodi en Milán, Inti Landauro, Jesús Aguado y Emma Pinedo en Madrid, Joan Faus, Jordi Rubio y Luis Felipe Castilleja en Barcelona, Johnny Coton y Robin Emmott en Bruselas; edición de Andrei Khalip y Timothy Heritage; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.