Italia se juega su "credibilidad" con el plan de recuperación, advierte Draghi

·1  min de lectura
Mario Draghi se dirige a los diputados en el Parlamento italiano, el 26 de abril de 2021 en Roma

El primer ministro italiano, Mario Draghi advirtió este lunes ante el Parlamento que Italia se juega toda su "credibilidad" con el plan de reactivación financiado por la Unión Europea.

"Nos equivocamos si consideramos que se trata de una serie de proyectos", aseguró Draghi tras recalcar que con ese plan "está en juego el destino de Italia, su credibilidad, como país fundador de la Unión Europea y protagonista del mundo occidental", dijo.

El primer ministro ilustró ante la Cámara de Representantes el plan de choque para la economía de Italia que deberá ser realizado con el colosal fondo asignado por la Unión Europea.

Italia va a recibir 191.500 millones euros (unos 231.600 millones de dólares) en subvenciones y préstamos y planea usar recursos propios por más de 30.000 millones de euros.

El plan detallado de gastos debe ser enviado antes del viernes 30 de abril a las autoridades de la Unión Europea para que sea aprobado.

"El gobierno quiere dejar a las nuevas generaciones un país más moderno", adelantó el jefe de gobierno.

El jefe de gobierno italiano reiteró que los más afectados por la pandemia "han sido las capas más débiles de la población".

"Una vez más las mujeres y los jóvenes y los habitantes del sur de la península han sido los más golpeados", subrayó.

El plan tiene tres objetivos principales, el primero de los cuales, a corto plazo, es "reparar el daño económico y social" causado por la epidemia de covid-19, explicó Draghi a los parlamentarios.

Los otros dos objetivos de ese plan, más "a medio y largo plazo", son la transición ecológica y resolver las "debilidades que afligen a nuestra economía y nuestra sociedad desde hace décadas", como la brecha entre regiones y géneros, añadió.

kv/mb