Italia endurecerá las medidas contra el coronavirus, pero quiere evitar otro confinamiento

Por Angelo Amante y Gavin Jones
·2  min de lectura
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, hablando ante el Parlamento en Roma
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, hablando ante el Parlamento en Roma

Por Angelo Amante y Gavin Jones

ROMA, 2 nov (Reuters) - Italia reforzará las restricciones contra el COVID-19 pero intentará evitar una confinamiento nacional, dijo el lunes el primer ministro Giuseppe Conte, en momentos en que aumentan de nuevo las infecciones, los fallecimientos y la ocupación en los hospitales.

Conte dijo al Parlamento que las medidas más estrictas, incluyendo límites de viajes entre las regiones más afectadas por la pandemia y toques de queda, ahora son necesarias para contener la reaparición del virus.

La cifra diaria de infecciones en Italia se ha incrementado por 10 desde el mes pasado y rondó los 30.000 casos nuevos en los últimos días, en tanto que las hospitalizaciones, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos y las muertes también están escalando dramáticamente.

"A pesar de nuestros esfuerzos (...) la evolución de la epidemia en los últimos días es preocupante", señaló Conte, y advirtió que las unidades de cuidados intensivos se verán sobrepasadas en 15 de las 20 regiones de Italia para el próximo mes a menos que se tomen acciones más duras.

"Debemos intervenir con medidas más severas", dijo el primer ministro a la Cámara de Diputados, y añadió que el país será dividido en tres áreas dependiendo del nivel de riesgo, ya que ciertas zonas estarán bajo restricciones más drásticas que otras.

Italia, el primer país de Europa en ser golpeado por el virus a comienzos del año, registra más del 38.000 muertes desde fines de febrero, la segunda cifra más alta en el continente después de Reino Unido.

Las más recientes medidas se incluirán en un decreto del Gobierno que se emitirá en los próximos días, la cuarta normativa de este tipo adoptada en menos de un mes, ya que Conte ha intensificado progresivamente las restricciones para frenar la epidemia, aunque con poco éxito.

El primer ministro no entregó detalles sobre qué medidas se impondrán en las áreas más afectadas, pero dijo que las restricciones a nivel nacional más fuertes incluirían el cierre de centros comerciales los fines de semana y la reducción de la capacidad en el transporte público del 80% al 50%.

(Información adicional y redacción de Crispian Balmer; editado en español por Marion Giraldo)