Italia estudia ayudar con 4.000 millones a sectores afectados por COVID-19

Agencia EFE
·2  min de lectura

Roma, 26 oct (EFE).- El Gobierno italiano estudia un nuevo paquete de ayudas por valor de al menos 4.000 millones de euros con el que indemnizar a empresas afectadas por la crisis del coronavirus, especialmente a las de los sectores de la restauración y del ocio, penalizadas por los últimos cierres decretados en el país.

Los medios italianos han asegurado en las últimas horas que las ayudas podrían alcanzar hasta los 5.000 millones de euros, pero fuentes oficiales han confirmado este lunes a Efe que el Ejecutivo se mueve actualmente en los 4.000 millones de euros.

De estas ayudas, unos 1.600 millones irían destinados a refinanciar el llamado sistema "caja de integración", similar al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) español, que en principio concluye el 31 de diciembre.

El Gobierno estudia la posibilidad de ampliar este paro temporal hasta el 31 de enero para los sectores más penalizados, una opción que reclaman los sindicatos con insistencia, que incluso piden que se alargue al menos hasta marzo.

El pasado 15 de octubre, el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, ya adelantó que "sería impensable" que el Ejecutivo prolongara de forma generalizada más allá del 31 de diciembre de 2020 el bloqueo de despidos, algo que contó con el beneplácito de la patronal, que exige desde hace tiempo que se levante esta medida.

Por otro lado, las mismas fuentes explicaron a esta agencia que unos 1.200 millones irán directamente a empresas de la restauración y la hostelería, y del sector del entretenimiento y la cultura, con la intención de aliviarlas tras el cierre impuesto por el Gobierno a bares y restaurantes, pero también a cines, teatros y otras actividades, a las 18.00 horas locales.

La intención de Italia es frenar el incremento de los contagios en el país, que se ha disparado en las últimas semanas, hasta los 20.000 casos diarios.

Desde hace días trabajadores de estos sectores se manifiestan en toda Italia para pedir que el Gobierno les eche una mano, y según ha adelantado en las últimas horas el ministro de Economía italiano, Roberto Gualtieri, hasta 350.000 empresas afectadas podrían beneficiarse.

También se analizan aplazamientos para las obligaciones fiscales en los tres próximos meses o la suspensión del próximo pago del impuesto de bienes inmuebles, subsidios a autónomos y subvenciones a fondo perdido para la compra de productos agrícolas.

(c) Agencia EFE