Italia dice que "arrogante" Francia se arriesga a ser "enemigo número 1" sobre inmigración

El presidente francés, Emmanuel Macron, en rueda de prensa conjunta con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en el palacio del Elíseo, París, Francia, 23 jun, 2018. Thibault Camus/Pool vía Reuters

MILÁN (Reuters) - Italia afirmó el sábado que la "arrogante" Francia corre el riesgo de convertirse en su "enemigo número 1" en asuntos migratorios, un día antes de que varios líderes europeos se reúnan en Bruselas para debatir sobre la divisiva cuestión.

En respuesta a los comentarios del presidente francés, Emmanuel Macron, quien dijo que los flujos migratorios hacia Europa se habían reducido en comparación con años atrás, el viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, dijo que sus palabras demuestran que está fuera de contacto con la realidad.

"Italia enfrenta realmente una emergencia migratoria y, en parte, porque Francia sigue rechazando a la gente en la frontera. Macron corre el riesgo de convertir a su país en el enemigo número uno de Italia en esta emergencia", escribió Di Maio en su página de Facebook.

Macron dijo que la cooperación europea había logrado reducir los flujos migratorios en casi un 80 por ciento y que los problemas se derivan de movimientos "secundarios" de migrantes dentro de Europa.

"La realidad es que Europa no está experimentando una crisis migratoria de la misma magnitud que la que experimentó en 2015", dijo el mandatario francés. "Un país como Italia no tiene en absoluto la misma presión migratoria que el año pasado (...). La crisis que estamos viviendo hoy en Europa es política".

Sin embargo, el ministro del Interior y viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, dijo que su país había enfrentado 650.000 llegadas por mar en los últimos cuatro años, 430.000 solicitudes de asilo y el alojamiento de 170.000 "supuestos refugiados" por un costo total de más de 5.000 millones de euros (5.800 millones de dólares).

"Si para el arrogante presidente Macron no es un problema, lo invitamos a que deje de insultar y muestre cierta generosidad concreta abriendo los numerosos puertos de Francia y dejando pasar a niños, mujeres y hombres en Ventimiglia", dijo en un comunicado, refiriéndose a la ciudad del noroeste de Italia en la frontera con Francia.

(1 dólar = 0,8580 euros)


(Reporte de Valentina Za en Milán y Mathieu Rosemain en París; editado en español por Carlos Serrano)