Italia suma 692 muertos por COVID19 y piensa en cómo gestionar la Navidad

Agencia EFE
·3  min de lectura

Roma, 21 nov (EFE).- Las autoridades italianas informaron hoy de que en las últimas 24 horas han muerto 692 personas por coronavirus y se han producido 34.767 nuevos contagios, unas cifras que se producen en un momento en el que el Ejecutivo estudia cómo gestionar la Navidad con medidas que eviten las aglomeraciones y la propagación del virus, pero sin dañar la economía.

Con estas cifras, el número total de fallecidos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, es de 49.261 y el de contagios totales, de 1.380.531.

De los casi 35.000 nuevos contagios en 24 horas, 8.853 se han registrado en Lombardía, la región más golpeada por la pandemia, mientras que en segundo lugar se ha situado el Véneto, con 3.567 nuevos casos, y después Campania, con 3.554.

Hay actualmente unos 34.000 pacientes ingresados en hospitales y 3.758 en unidades de cuidados intensivos.

El ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, ha avisado hoy de que "la presión sobre los servicios de salud es todavía muy fuerte" y que "el índice Rt de contagio se mantiene por encima de 1", por lo que ha llamado a no bajar la guardia.

"Se están viendo ya los primeros signos de un control de la curva tras semanas de crecimiento vertiginoso, pero aún no es suficiente", ha destacado.

LOMBARDÍA Y PIAMONTE ESPERAN SU SALIDA DE ZONA ROJA

Italia ha determinado tres niveles de riesgo para las regiones - rojo, naranja y amarillo- y Speranza firmó ayer, viernes, una ordenanza para mantener a las regiones de Calabria, Lombardía, Piamonte, Apulia, Sicilia y Valle de Aosta en zona roja hasta el 3 de diciembre.

Pero este sábado ha avanzado que ya dentro de una semana, el 27 de noviembre, "las regiones que hayan demostrado que han mejorado sus números durante dos semanas podrán cambiar a zona naranja", y ha matizado que la decisión la tomará su ministerio junto con las autoridades regionales "en base a una cuidadosa evaluación de los datos".

Los medios italianos apuntan este sábado a que Lombardía y Piamonte podrían cambiar a zona naranja en las próximas semanas, si continúan controlando la curva de transmisiones.

ITALIA SE PREPARA PARA LA NAVIDAD

Entre las medidas que el Ejecutivo estudia para el periodo navideño se encuentra una apertura de comercios hasta las 22.00 horas y de bares y restaurantes también después de las 18.00 horas (horario de cierre actual a nivel nacional para estos establecimientos), pero siempre y cuando se establezcan una serie de medidas de prevención, como limitación de aforo.

El Gobierno quiere evitar penalizar las actividades económicas en un periodo tan importante para el comercio como la Navidad, pero los expertos advierten de que una relajación excesiva en las normas podría conllevar un nuevo descontrol de la curva que exigiría nuevas acciones más duras a partir de enero.

En el seno del Ejecutivo hay división de opiniones y el ministro del Sur, Giuseppe Provenzano, ha argumentado que "no sólo es prematuro sino inapropiado discutir ahora sobre la Navidad", al tiempo que ha llamado a la prudencia.

ESTACIONES DE ESQUÍ

Otro de los aspectos sobre los que el Gobierno se concentra es en la gestión de las estaciones de esquí, ante la cercanía de la temporada de nieve.

En este sentido, el Ejecutivo estudia un documento que analizará junto con el Comité técnico científico previsiblemente el lunes y que prevé la obligatoriedad de llevar mascarillas, reducción de aforo o la compra online de entradas para evitar colas en las instalaciones de regiones que estén en zonas amarillas y naranjas.

Las estaciones de esquí permanecerán cerradas en las regiones que se encuentran en zona roja.

Laura Serrano-Conde

(c) Agencia EFE