Italia acusa al Aquarius de tirar residuos tóxicos en puertos del país

En la imagen de archivo, el barco de rescate de la organización SOS Méditerranée, el Aquarius, en el puerto de Marsella, Francia, el 6 de octubre de 2018. REUTERS/Jean-Paul Pelissier

ROMA (Reuters) - Unos magistrados italianos acusaron el martes a Médicos sin Fronteras (MSF) de tirar ilegalmente residuos tóxicos en puertos del sur de Italia, una acusación que MSF consideró un intento de impedir el rescate de migrantes.

Los magistrados ordenaron la incautación del barco Aquarius, operado por MSF, que ha salvado a miles de migrantes desde 2016, pero la organización humanitaria negó cualquier infracción y acusó a Italia de intentar criminalizar las misiones de búsqueda y rescate humanitarias.

El Aquarius lleva bloqueado en el puerto francés de Marsella desde septiembre, después de no haber podido encontrar un país que quiera registrar sus viajes al sur del Mediterráneo.

No estaba claro de inmediato si las autoridades francesas confiscarían el barco.

La oficina del fiscal en Catania, Sicilia, dijo que creía que la tripulación del Aquarius y su buque hermano VOS Prudence habían arrojado ilegalmente desechos médicos potencialmente peligrosos en basura normal entre enero de 2017 y mayo de 2018.

Dijo en un comunicado que 24.000 kg de desechos sospechosos, incluyendo material médico potencialmente peligroso, habían sido entregados a las autoridades locales en 11 puertos en Italia.

Al no declarar materiales posiblemente peligrosos, los operadores de los barcos evitaron el pago de aproximadamente 460.000 euros en costes de eliminación de residuos, dijeron los fiscales. Ordenaron que esta suma fuera congelada inmediatamente en las cuentas de las organizaciones benéficas.

Unas 24 personas, entre ellas dos agentes marítimos italianos, han sido puestos bajo investigación preliminar en el caso, dijeron los fiscales.

MSF y SOS Mediterranee, que trabaja junto a MSF, dijeron que siempre habían seguido los procedimientos estándar para deshacerse de residuos después de los viajes en busca de migrantes frente a las costas de Libia.

"Este es un intento extremo y preocupante para impedir a toda costa nuestra actividad de búsqueda y rescate en el mar", dijo Karline Kleijer, jefa de emergencias de MSF, en un comunicado.


(Información de Davide Barbuscia; Editado por Crispian Balmer y Ed Osmond; Traducido por Blanca Rodríguez)