Italia acepta una nueva inspección a un barco con 214 inmigrantes "rechazados"

Catania (Italia), 8 nov (EFE).- Las autoridades italianas han aceptado realizar una segunda inspección sanitaria a bordo del barco humanitario Geo Barents, con 214 inmigrantes a bordo en el puerto de Catania (sur) y a los que previamente se negó el desembarco.

El senador del Partido Demócrata, Antonio Nicita, confirmó hoy a EFE en el muelle siciliano que el Ministerio de Sanidad ha aceptado realizar una nueva supervisión a bordo debido a un brote de sarna entre los inmigrantes y a una serie de problemas psicológicos como los ataques de pánico.

El Geo Barents de Médicos Sin Fronteras (MSF) lleva dos días anclado en Catania con 214 inmigrantes -todos hombres, pakistaníes, egipcios, sirios y bangladesíes- salvados el 27 de octubre en el Mediterráneo central y a los que Italia no permite bajar por no ser "vulnerables".

Sin embargo, sí se autorizó el desembarco del resto de rescatados, 357 mujeres, niños y enfermos que han sido trasladados a tierra, a un centro deportivo de la ciudad siciliana.

Esta situación obedece a un decreto del nuevo Gobierno italiano que, en su pugna con las ONG que salvan inmigrantes en el mar, a las que acusa de favorecer este fenómeno, permite solo el desembarco de los más frágiles en sus puertos, mientras que el resto debe quedarse a bordo a la espera de ser devueltos a aguas internacionales.

Para el primer desembarco, en la noche del domingo, la Geo Barents recibió a un equipo médico que determinó quiénes padecían una situación de fragilidad, y previsiblemente hoy se repetirá, tal y como había pedido también la organización humanitaria.

"Esperamos que se haga lo antes posible a todas las personas a bordo (...) y que en la jornada de hoy todo esto pueda concluir. Las personas son frágiles, siguen siéndolo, y permanecer aún en la nave incrementa su condición de fragilidad", dijo el senador.

Del barco de MSF saltaron al agua dos sirios que se encuentran sentados desde ayer en el muelle de Catania.

En cuanto a la otra nave en la misma situación en el puerto de Catania, la alemana Humanity 1 de la organización SOS Humanity, por el momento nadie ha confirmado una segunda inspección para los 35 inmigrantes que siguen a bordo (144 han sido desembarcados).

En frente de Catania, pero en aguas internacionales, hay otro barco humanitario, el Ocean Viking de la ONG SOS Méditerranée con 234 inmigrantes a bordo salvados hace dos semanas en el Mediterráneo central y que, por el momento, no ha accedido a puerto.

En estos momentos está viviendo en su interior "situaciones desesperadas", también desde el punto de vista clínico, señaló el senador.

Gonzalo Sánchez

(c) Agencia EFE