Israel rechaza misión de EEUU para palestinos en Jerusalén

·2  min de lectura
El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, ofrece una conferencia de prensa en la Oficina de Prensa del Gobierno en Jerusalén, el sábado 6 de noviembre de 2021. (Ohad Zwigenberg/Imagen de Pool via AP)

TEL AVIV, Israel (AP) — Los palestinos criticaron el domingo a Israel por rechazar la reapertura del consulado de Estados Unidos en Jerusalén, una medida que buscaba restablecer la principal misión diplomática de Washington para los palestinos en la ciudad en disputa.

El sábado por la noche, el primer ministro israelí Naftali Bennett rechazó la reapertura de la misión diplomática y señaló que no había espacio en Jerusalén para otro consulado estadounidense.

El gobierno de Donald Trump cerró el consulado estadounidense en Jerusalén, una oficina que durante años funcionó en la práctica como una embajada ante los palestinos. El secretario de Estado, Antony Blinken, ha prometido reabrirla, una decisión que Israel interpreta como un desafío a su soberanía sobre la ciudad. La reapertura podría ayudar a reparar los lazos estadounidenses con los palestinos fracturados bajo Trump.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino dijo que ve la reapertura del consulado como parte de los compromisos de la comunidad internacional para poner fin a las décadas de ocupación israelí en territorios que los palestinos desean para su futuro Estado.

“Jerusalén Este es una parte inseparable del territorio palestino ocupado y es la capital del Estado de Palestina. Israel, como potencia ocupante, no tiene derecho a vetar la decisión de la administración estadounidense”, dice el comunicado.

Cuando se le preguntó sobre el consulado en una conferencia, Bennett reiteró el sábado por la tarde la posición israelí sobre Jerusalén.

“No hay espacio para otro consulado estadounidense en Jerusalén”, dijo. “Jerusalén es la capital de un Estado y es el Estado de Israel”. El ministro israelí de Exteriores, Yair Lapid, sugirió que en su lugar podría abrirse el consulado en el centro administrativo palestino en Ramala, Cisjordania. Los palestinos rechazarían esa idea porque socavaría sus reclamaciones sobre Jerusalén.

Israel ve a Jerusalén como su capital eterna e indivisible. Los palestinos reclaman la parte oriental de la ciudad, ocupada por Israel en 1967 y más tarde anexionada, como capital del estado que quieren formar.

El consulado se ha convertido en otra prueba entre el gobierno de Bennett y el del presidente estadounidense Joe Biden, que ha regresado a una política exterior más tradicional después de que la Casa Blanca de Trump se alineara en gran parte con Israel.

Trump redujo las operaciones del consulado y las colocó bajo el mando de su embajador en Israel cuando trasladó la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad sagrada en 2018. Ese traslado indignó a los palestinos y les llevó a cortar la mayoría de los lazos formales con el gobierno de Trump.

Blinken no ha dado una fecha cerrada para la reapertura, y funcionarios estadounidenses han implicado que la resistencia israelí podría paralizar el plan.

Por su parte, el funcionario palestino Wassel abu Yussef dijo que el rechazo de Bennett refuerza la “política de ocupación” y plantea un desafío al gobierno de Biden para cumplir su promesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.