Por qué Israel pasó de líder en vacunación a ser el país con el mayor ritmo de aumento de casos del mundo

·6  min de lectura
Colas para hacer testeos en un centro médico en Jerusalén, en medio del vertiginoso aumento de casos de Covid-19 (Photo by MENAHEM KAHANA / AFP)
MENAHEM KAHANA

JERUSALÉN.- Pese a figurar entre los países con mejor campaña de vacunación contra el coronavirus del mundo, y ya administrar dosis de refuerzo para buena parte de la población, Israel registra un crecimiento de contagios vertiginoso que aumenta, sin parar, desde julio. Las autoridades lo atribuyen a pérdida de efectividad en las vacunas y a la dispersión de variantes de alta transmisibilidad, como la delta.

Según datos del sitio Our World in Data, Israel lidera (solo detrás de Granada y Dominica, dos pequeñas islas del Caribe) la tasa de contagios de coronavirus en el promedio de los últimos siete días, con 1013 nuevos casos por millón de habitantes. Le siguen Mongolia (985), Montenegro (944) y Serbia (923).

Cinco países que se abrieron y apostaron a la estrategia de “convivir con el virus”

Para junio el país de Medio Oriente -que cuenta con poco más de 9 millones de habitantes- había vuelto prácticamente a la normalidad. Un mes después, los contagios habían crecido y rondaban los 900 casos diarios. Semana a semana, el virus se expandió y, este último miércoles, la cifra de nuevos contagios fue de 7400, un número alarmante que dos días antes superaba los 11.000. Incluso, la semana pasada, el país batió el récord de personas infectadas durante toda la pandemia, alcanzando 22.300 contagios en un día, el 8 de septiembre.

Vacunación contra el coronavirus en Jerusalén. (Photo by MENAHEM KAHANA / AFP)
MENAHEM KAHANA


Vacunación contra el coronavirus en Jerusalén. (Photo by MENAHEM KAHANA / AFP) (MENAHEM KAHANA/)

“Es un récord que no existía en las olas anteriores”, dijo, el martes, el director general del Ministerio de Salud, Nachman Ash, a través de una videollamada al Comité de Constitución, Derecho y Justicia de la Knesset, que fue informada por The Times of Israel. El equipo de primer ministro israelí, Naftali Bennett, habla de la transición de una cuarta ola de Covid-19 en el país.

El primer ministro israelí, Naftali Bennet, se rehúsa a confinar a la población y apuesta a distribuir vacunas de refuerzo
El primer ministro israelí, Naftali Bennet, se rehúsa a confinar a la población y apuesta a distribuir vacunas de refuerzo


El primer ministro israelí, Naftali Bennet, se rehúsa a confinar a la población y apuesta a distribuir vacunas de refuerzo

“Estábamos en una clara tendencia a la baja; pero en los últimos días hemos visto que el declive se detiene, y el número de reproducción del virus está por encima de 1”, agregó Ash, en referencia al número R, que indica a cuántas personas infectará cada contagiado. “Esperaba que viéramos una caída más clara, pero todavía no la estamos viendo”, se lamentó.

Vuelta a clases y fiestas judías

Otro agravante se suma a la ola de contagios, atravesado por el inicio del año escolar: la mitad de los casos del lunes fueron registrados en niños, según dio a conocer Salman Zarka, el médico que está a cargo de la gestión de la pandemia en Israel.

Diez días después del comienzo de ciclo, el Ministerio de Salud confirmó que 44.000 alumnos estaban enfermos de Covid-19 y 119.000 más en aislamiento.

Casos diarios Israel (Fuente: Worldometer)
Casos diarios Israel (Fuente: Worldometer)


Casos diarios Israel (Fuente: Worldometer)

En declaraciones públicas, Zarka dijo, además, que el equipo de Salud ha exhortado a Bennett a suspender eventos y grandes reuniones, así como una peregrinación anual que realizan miles de israelíes a Uman, Ucrania, para visitar la tumba de un reconocido exrabino.

Israel palpitaba, en junio, el regreso a la normalidad, pero los índices de contagios se dispararon
Maya Alleruzzo


Israel palpitaba, en junio, el regreso a la normalidad, pero los índices de contagios se dispararon (Maya Alleruzzo/)

Por estos días, los israelíes celebraron Yom Kippur (Día del Perdón), la fecha más sagrada del calendario judío -que comenzó el miércoles y terminó anoche-, y el año pasado el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu había decidido confinar a la población durante estas fiestas, iniciativa que el nuevo gobierno se rehusó a repetir este año.

Bennet apuesta a seguir inoculando, en vez de decretar aislamientos estrictos. Bajo este lineamiento, el país se prepara para administrar una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 -según confirmó Zarka-, así como, también, avanza en la producción de una vacuna de vía oral.

Casos activos Israel (Fuente: Worldometer)
Casos activos Israel (Fuente: Worldometer)


Casos activos Israel (Fuente: Worldometer)

Asimismo, el mes pasado, el gobierno israelí restituyó el pase sanitario para acceder a conciertos, recintos culturales, eventos deportivos, restaurantes, gimnasios, hoteles y cines, con excepción de sinagogas y otros lugares del culto.

Posible quinta ola y el por qué del alza

“Dado que el virus está aquí y seguirá estando aquí, debemos prepararnos para una cuarta inyección”, adelantó Zarka, en declaraciones radiales, sin especificar cuándo comenzaría la campaña del nuevo refuerzo. Asimismo, vaticinó la llegada de una quinta ola de contagios al país. “Esta es nuestra vida de ahora en adelante, en oleadas”, disparó.

En Israel se distribuyen terceras dosis de refuerzo Pfizer desde fin de julio, en una campaña que comenzó con las personas mayores y se expandió para los adultos con más de 40 años, primero, y hasta jóvenes de más de 12 años, después. Pero eso no ha podido frenar los contagios. Con las cifras a la vista, Zarka indicó que la cuarta vacuna podría llegar a modificarse para proteger mejor contra las nuevas variantes del virus, tal como la delta, altamente infecciosa.

Es que se cree que, si bien la vacuna de refuerzo ha permitido mermar el desarrollo de cuadros complejos de la enfermedad pandémica, la combinación de dos factores hizo que que se complicara el panorama de contagios: la pérdida de efectividad de la segunda dosis de la vacuna Pfizer, con el correr de los meses, y el avance de variantes -como la delta- con características que escapan a la capacidad inmune de los fármacos.

“La vacuna Pfizer está disminuyendo claramente en su efectividad, después de cinco meses de haber sido aplicada”, explicó a la agencia AFP Gabi Barbash, exdirector general del Ministerio de Salud de Israel, que ahora trabaja en el Instituto Weizmann. Y agregó: “Y cuando tal inmunidad menguante se encuentra con variantes transmisibles, genera un desastre”.

Italia se convierte en el primer país occidental en imponer la vacunación contra el Covid-19 a todos los trabajadores

Israel había iniciado una campaña de vacunación acelerada en diciembre de 2020, y, para marzo, ya más de la mitad de la población se encontraba completamente vacunada -un 63,3% de la población recibió, al día de hoy, dos dosis-. Desde entonces, pasaron cinco meses y todo indicaría que con el paso del tiempo también cayó la efectividad de los fármacos.

A pesar del desaliento de la Organización Mundial de la Salud de ofrecer terceras dosis, por considerarlo una injusticia frente a la desigualdad de acceso a las vacunas entre los distintos países del mundo, la administración de Bennet está convencida de que va por buen camino.

Cerca de 1,1 millones, de israelíes recibieron una tercera dosis de vacuna contra el Covid-19, una campaña de refuerzo que comenzó un mes atrás (HAZEM BADER / AFP)
HAZEM BADER


Cerca de 1,1 millones, de israelíes recibieron una tercera dosis de vacuna contra el Covid-19, una campaña de refuerzo que comenzó un mes atrás (HAZEM BADER / AFP) (HAZEM BADER/)

“Si una persona no está vacunada, tiene alrededor de 35 veces más probabilidades de desarrollar un caso grave si tiene más de 60 años, y alrededor de ocho veces más si tiene dos dosis y ninguna vacuna de refuerzo”, fundamentó Cyrille Cohen, miembro del comité de vacunas del Ministerio de Salud, citando datos de más de 60 grupos demográficos sobre el impacto de la vacuna de refuerzo.

En total, más de 1,2 millones de personas se han enfermado de Covid-19 en Israel, de las cuales murieron 7500, según datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins. Más de 5,4 millones de personas ya recibieron dos dosis de vacuna y cerca de 1,1 millones, la tercera.

Agencias AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.