Israel niega su responsabilidad en el incendio del domingo en Rafah

El ejército israelí afirmó el martes que sus municiones eran insuficientes para provocar un incendio como el que, según las autoridades sanitarias de Gaza, mató el domingo a 45 personas en Rafah, en el sur del territorio palestino.

"Nuestras municiones por sí solas no podrían haber provocado un incendio de semejante proporción", dijo a periodistas el portavoz militar israelí, Daniel Hagari, al dar parte de los primeros elementos de la investigación castrense sobre ese bombardeo que conmocionó a la comunidad internacional.

Según Hagari, el ejército mató a dos altos cargos del movimiento islamista palestino Hamás en el noroeste de Rafah durante un bombardeo, que luego provocó un incendio que destruyó un campo de desplazados.

El portavoz indicó que el campo estaba situado "a cierta distancia" del lugar contra el que apuntó el ejército.

Según el Ministerio de Salud del gobierno de Gaza, dirigido por Hamás, el bombardeo israelí dejó 45 muertos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó el lunes el drama de "accidente trágico".

El portavoz militar israelí detalló que en el ataque se habían utilizado dos ojivas, cada una de 17 kilogramos de explosivos, "la (carga) más baja" que pueden utilizar los aviones de guerra israelíes, "basándose en información de inteligencia precisa".

"Estamos examinando todas las posibilidades, incluida la opción de que las armas almacenadas en el complejo próximo a nuestro objetivo (...) puedan haber explotado tras el ataque", añadió.

Estados Unidos dijo el martes que "no hay cambios" en su apoyo a Israel tras el ataque en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

Biden no se pronunció sobre el ataque del domingo, que causó una ola de indignación internacional.


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Naciones Unidas pide a Israel una investigación ‘exhaustiva y transparente’ sobre bombardeo en Rafah
Israel asume su ofensiva en Rafah y dice investigar la muerte de civiles palestinos
Los palestinos acusan a Israel de haber cometido una masacre en Gaza