Israel: Netanyahu da pelea mientras la oposición busca apurar el voto para destronarlo

·3  min de lectura
Esta combinación de imágenes muestra al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y al líder de la oposición centrista de Israel Yair Lapid
AHMAD GHARABLI

JERUSALÉN.- Tras confirmar el acuerdo de una nueva coalición gobernante que expulse del poder al primer ministro, los adversarios de Benjamin Netanyahu se preparan para conseguir el voto de confianza en el parlamento. Pero el mandatario, quien estuvo 12 años en el gobierno, no se irá sin antes dar pelea.

“Todos los diputados elegidos con el apoyo de la derecha deben oponerse a este peligroso gobierno de izquierda”, escribió desafiante en su cuenta de Twitter Netanyahu, a pesar de que aún se desconoce la fecha de la reunión del parlamento.

A pesar de la vacunación masiva, Chile no logra contener aún los contagios

El líder opositor, Yair Lapid, dio a conocer finalmente ayer, minutos antes de que venciera el plazo, un acuerdo para formar una nueva coalición gobernante, abriendo la puerta para la salida de Netanyahu.

El centrista informó en la medianoche al presidente de Israel, Reuven Rivlin, que consiguió los apoyos necesarios para formar una coalición destinada a poner fin a dos años de crisis política, marcada por cuatro elecciones y ningún gobierno estable.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para confirmar la formación del gobierno, es necesario que la coalición obtenga el voto de confianza de una mayoría en la Knéset, el parlamento israelí. El proceso podría extenderse por una semana, dando tiempo al premier para presionar a los miembros del grupo alineados ideológicamente con él para que no voten en su contra.

El interrogante ahora es si la coalición formada por 61 votos se mantendrá unida durante la votación de los 120 miembros del parlamento israelí.

Emma Coronel, del glamour de Nueva York a una celda diminuta en Virginia: el auge y caída de la esposa del Chapo Guzmán

Netanyahu tiene un factor a su favor: el presidente del parlamento es un aliado suyo que podría usar su cargo para demorar el voto y darle más tiempo para que, bajo presión, algunos diputados resquebrajen la coalición.

Las aguas están dividas entre los israelíes. Hay quienes ven esta alianza explosiva como una “traición” de las ideas de derecha y de izquierda, mientras otros se sienten aliviados de ver al mandatario israelí en la puerta de salida.

Los partidarios del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se manifestaron en la ciudad costera de Tel Aviv a última hora del 2 de junio de 2021
JACK GUEZ


Los partidarios del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se manifestaron en la ciudad costera de Tel Aviv a última hora del 2 de junio de 2021 (JACK GUEZ/)

“Casi habíamos perdido la esperanza y esperamos que, después de estos dos años tan difíciles, por fin tengamos una nueva era que traiga esperanza a Israel”, dijo Chen Kostukovsky, una habitante de Tel Aviv.

Netanyahu es el primer jefe del gobierno israelí que se enfrenta a cargos penales mientras ostenta el cargo. Está siendo juzgado por “corrupción” en tres casos, y si abandona el cargo perderá toda influencia para tratar de aprobar una ley que lo proteja, y pasará a ser un simple diputado más.

Duró menos de un mes: Donald Trump cerró el blog que abrió para reemplazar a Twitter

Si el parlamento da luz verde, según el acuerdo, Lapid y Bennett rotarán en el puesto de primer ministro. Bennett, un antiguo asistente de Netanyahu, ocupará el cargo los dos primeros años, hasta 2023, y Lapid los dos últimos, a menos que la coalición heterogénea se desmorone en pedazos.

El histórico pacto incluye también a un pequeño partido islamista, la Lista Árabe Unida, que será la primera formación árabe en una coalición de gobierno en la historia del país.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El único punto en común de esta agrupación de partidos es el deseo de terminar con la era Netanyahu, quien llegó por primera vez al poder hace 25 años y gobernó 1996 a 1999 antes de volver al poder en 2009.

“Este gobierno estará al servicio de todos los ciudadanos de Israel, incluidos los que no son miembros de él, respetará a quienes se oponen a él y hará todo lo que esté en su poder para unir a los diferentes componentes de la sociedad israelí”, dijo Lapid al presidente Rivlin.

Agencias AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.