Israel: Misil sirio no iba dirigido a reactor nuclear

JOSEF FEDERMAN

JERUSALÉN (AP) — Las fuerzas armadas de Israel informaron el jueves que un misil sirio que logró adentrarse en territorio israelí y activó sirenas de alarma aérea cerca del principal reactor nuclear del país fue resultado de un lanzamiento erróneo y no un ataque deliberado.

El misil cayó en el sur de Israel el jueves por la mañana y los israelíes respondieron con ataques contra la plataforma de lanzamiento de misiles y otros objetivos en Siria.

El principal portavoz del ejército, el brigadier general Hidai Zilberman, fue citado diciendo a corresponsales militares que la fuerza aérea israelí ya estaba operando en el espacio aéreo sirio cuando el misil antiaéreo fue lanzado. Explicó que el proyectil, identificado como un misil SA-5 de fabricación rusa, perdió su blanco y estalló en el sur de Israel.

El misil, también conocido como un S200, causó la activación de sirenas de alarma aérea en una aldea cerca de Dimona, el pueblo sureño desértico donde está ubicado el reactor nuclear israelí, y unos 300 kilómetros (200 millas) al sur de Damasco.

“No hubo intención de atacar el reactor nuclear en Dimona”, afirmó Zilberman, de acuerdo con corresponsales.

Un sistema de defensa antimisiles israelí no consiguió interceptar el cohete sirio. El ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que se investiga el incidente.

En Washington, el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de las fuerzas armadas estadounidenses, ofreció una evaluación similar del incidente ante la Comisión de Servicios Armados del Senado el jueves.

“De hecho, pienso que refleja incompetencia de la defensa aérea siria, cuando respondía a ataques israelíes contra blancos en Siria. Dispararon sus misiles, los misiles se descontrolaron y siguieron una trayectoria parabólica hacia Israel”, detalló. “No creo que haya sido un ataque intencional, sino una falta de capacidad de parte de los defensores aéreos sirios”.

En años recientes, Israel ha lanzado reiterados ataques aéreos contra Siria, incluyendo objetivos militares vinculados con Irán y la milicia chií libanesa Hezbollah, ambos aliados del presidente sirio Bashar Assad. Esos ataques usualmente provocan disparos de armamento antiaéreo por Siria. Pero el incidente del jueves fue inusual porque el proyectil sirio cayó en lo profundo de Israel.