Israel juramenta al parlamento más derechista de su historia

ISRAEL-POLÍTICA (AP)
ISRAEL-POLÍTICA (AP)

Después de casi cuatro años de un estancamiento político y cinco elecciones, Israel juramentó el martes al parlamento más derechista de su historia.

El primer ministro designado Benjamin Netanyahu está trabajando para formar una coalición de gobierno de extrema derecha y religiosa en el Parlamento de 120 escaños, o Knesset. La creciente popularidad de una alianza de derecha que en su día estuvo al margen de la sociedad israelí ha contribuido a impulsar el regreso político de Netanyahu, incluso cuando está siendo juzgado por cargos de corrupción.

La 25ta Knesset juró su cargo con trompetas y música coral apenas unas horas después de que un agresor palestino protagonizara una matanza en una zona industrial controlada por Israel en la Cisjordania ocupada, matando a tres israelíes e hiriendo a otros tres antes de que lo abatieran. Los probables socios de la coalición de derecha de Netanyahu han prometido actuar con mayor agresividad contra los atacantes palestinos para proteger a los israelíes.

El presidente israelí Isaac Herzog llamó a la unidad nacional en su discurso luego de las cinco elecciones divisivas que tuvo el país, señalando que los israelíes están “agotados por las luchas internas y sus consecuencias”.

“Ahora, la responsabilidad recae en primer lugar en ustedes, los representantes electos del público”, dijo. “La responsabilidad de intentar destetarnos de esta adicción a los conflictos interminables”.

Herzog también pidió a los representantes electos que salvaguarden los derechos de las minorías de Israel, que temen que la próxima coalición de gobierno —que se prevé será abrumadoramente masculina, religiosa y de derecha— haga retroceder los logros de su predecesora en cuestiones como el medio ambiente, los derechos de la comunidad LGBTQ y la financiación de la población árabe.

“También hay comunidades, y especialmente minorías, que temen que sus necesidades no estén en la agenda”, señaló. “Ustedes, los representantes elegidos por el público, deben tener esto en cuenta y tenerlos también en la mira”.

El nuevo parlamento sustituye a uno de los más diversos de la historia de Israel, que contaba con un máximo histórico de 36 mujeres y un pequeño partido árabe islamista en el gobierno por primera vez en la historia. Este Knesset sólo tiene 29 mujeres. Sus 23 nuevos legisladores proceden en su mayoría del partido Likud de Netanyahu y de la alianza de partidos de extrema derecha conocida como Sionismo Religioso.