Israel evalúa acciones tras colapso del Silicon Valley Bank

ISRAEL SILICON VALLEY BANK (AP)
ISRAEL SILICON VALLEY BANK (AP)

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu declaró el domingo que su gobierno evaluará los efectos del colapso del Silicon Valley Bank sobre las empresas israelíes y la posibilidad de ayudarlas.

Israel tiene una pujante industria de alta tecnología y la prensa local reportó el domingo que cientos de compañías locales podrían verse afectadas por el colapso del Silicon Valley Bank.

El diario financiero israelí Globes dijo que el banco era “la principal fuente de financiamiento para compañías israelíes” y que su colapso “le cierra el oxígeno” a ese sector.

El Silicon Valley Bank, el 16to banco más grande de Estados Unidos, servía principalmente a trabajadores tecnológicos y nuevas compañías de inversión. Es el peor colapso bancario en Estados Unidos desde el de Washington Mutual en 2008.

El Silicon Valley Bank tenía una sucursal en Tel Aviv. De momento se desconoce exactamente cuántas firmas israelíes tenían negocios con ese banco.

En la reunión de su gabinete el domingo, Netanyahu dijo que él y otros funcionarios israelíes considerarán “si se necesitan o no medidas para ayudar a compañías afectadas, principalmente en cuanto a flujo de caja, debido al colapso del SVB”.

El día anterior, el ministro de economía israelí Bezalel Smotrich anunció que formó una comisión para encargarse del tema y evaluar los daños que el colapso del banco le habrían causado a la economía israelí.

El regulador bancario israelí, Yair Avidan, dijo que Israel “está examinando el caso detalladamente y haciéndole seguimiento a los acontecimientos”.

El colapso del banco ocurre en momentos en que muchos empresarios tecnológicos israelíes advierten que la reforma judicial impulsada por el gobierno de Netanyahu podría ahuyentar a los inversionistas y perjudicar la economía.

La moneda nacional israelí, el shekel, ha caído los últimos meses desde que el gobierno anunció su plan de reforma judicial, en parte debido a que muchas empresas han sacado su dinero del país.