Israel: Detienen a sospechoso de amenazas a judíos en EEUU

Por DANIEL ESTRIN

JERUSALEN (AP) — Israel detuvo el jueves a un judío israelí de 19 años como principal sospechoso de una serie de amenazas de detonar bombas en centros comunitarios judíos y otras instituciones en Estados Unidos.

El vocero policial Micky Rosenfeld dijo que el sospechoso era un hacker, pero que sus motivos no eran claros. La prensa israelí dijo que posee la doble ciudadanía estadounidense-israelí y que fue declarado inapto para el servicio militar obligatorio en Israel.

"Es el hombre detrás de las amenazas a los JCC", dijo Rosenfeld en alusión a decenas de amenazas telefónicas anónimas a centros comunitarios judíos de Estados Unidos en los últimos dos meses.

El FBI, que participa de la investigación, confirmó el arresto sin otros detalles.

La Liga Antidifamación, una organización internacional con sede en Estados Unidos, dijo que se han recibido más de 150 amenazas en centros comunitarios y escuelas judías de 37 estados y dos provincias canadienses desde el 9 de enero. Las amenazas provocaron evacuaciones de edificios, nerviosismo en las comunidades y temores de un auge del antisemitismo. Además de perpetraron actos de vandalismo en varios cementerios judíos.

El gobierno del presidente Donald Trump recibió críticas por no reaccionar con suficiente prontitud. El mes pasado, la Casa Blanca denunció las amenazas y rechazó "las amenazas antisemitas y de odio en los términos más enérgicos".

Las autoridades estadounidenses han arrestado a un experiodista de St. Louis por presuntas amenazas a organizaciones judías. Juan Thompson está acusado en Nueva York de acoso a través del internet.

Pero la policía israelí dijo que su detenido es el principal sospechoso en la ola de amenazas.

Dijo que el sospechoso efectuó decenas de llamadas en las que aseguró haber colocado bombas en lugares públicos y empresas privadas, lo que generó pánico y "daños económicos importantes", así como trastornos al orden público debido a las evacuaciones. Se sospecha que realizó amenazas telefónicas a Australia, Nueva Zelanda y el mismo Israel.