Tropas israelíes matan a dos palestinos en ola de violencia

Fuerzas de seguridad israelíes se ven desplegadas en el campamento de refugiados de Shuafat, en Jerusalén Este, donde vivía el agresor palestino Uday Tamimi, el miércoles 25 de enero de 2023. Fuerzas israelíes derribaron la vivienda de un hombre palestino que supuestamente mató a una soldado israelí en un ataque el año pasado que desencadenó una operación de búsqueda y un enorme despliegue policial en el vecindario donde vivía. (AP Foto/ Mahmoud Illean) (ASSOCIATED PRESS)

JERUSALÉN (AP) — Tropas israelíes mataron a tiros a un palestino que supuestamente trató de apuñalar a un soldado en Cisjordania el miércoles, mientras que un adolescente palestino fue muerto a tiros al esgrimir lo que la policía israelí calificó de una pistola falsa durante un operativo en Jerusalén Oriental, según funcionarios palestinos.

Son las muertes más recientes en un espiral de violencia que no muestra señales de ceder, y ocurren en momentos de alta tensión en torno al nuevo gobierno israelí, el más derechista en la historia del país.

El miércoles, el ministro ultranacionalista Itamar Ben-Gvir juró seguir visitando un disputado lugar sagrado de Jerusalén, pese a pedidos de la vecina Jordania de que Israel mantenga el delicado status quo en el lugar.

El Ministerio de Salud palestino identificó al hombre abatido como Aref Abdel Nasser Lahlouh, de 20 años. Las fuerzas israelíes dijeron que el sujeto esgrimía un cuchillo y fue abatido cuando trató de apuñalar a un soldado en un puesto militar.

Videos colocados en redes sociales muestran a un hombre saliendo de un auto y corriendo hacia unos soldados con un objeto en la mano derecha hasta que cae al suelo.

Antes el miércoles, fuerzas israelíes derribaron la casa de un palestino que supuestamente mató a tiros a una soldado israelí en un ataque el año pasado que desencadenó una gran operación de búsqueda y un enorme despliegue de seguridad en el vecindario de Jerusalén Este donde vivía. Israel afirma que la estrategia disuade de ataques futuros. Los palestinos y grupos de derechos lo consideran como una forma de castigo colectivo.

Unos 300 agentes y militares entraron en el campo de refugiados de Shuafat para derribar la casa de Uday Tamimi, según la policía. La policía dijo que abrió fuego contra un palestino que sospechaban estaba armado y apuntaba a sus efectivos, pero el arma resultó ser de mentira.

Líderes comunitarios dijeron que murió Mohammed Ali, de 16 años.

Video difundido por la policía muestra al adolescente, encapuchado, entre un grupo de jóvenes enmascarados y apuntando lo que parece ser una pistola. Se ve al joven corriendo hasta que suelta el arma y cae al suelo.

Las muertes del miércoles elevan a 20 el número de palestinos muertos por fuego israelí en lo que va de año. Casi 150 palestinos murieron el año pasado, el más mortal desde 2004, según cifras del grupo israelí de derechos B’Tselem.

La tensión se mantiene alta desde hace meses. Israel realiza redadas cada noche para hacer detenciones en Cisjordania, iniciadas por una serie de ataques palestinos contra israelíes la primavera pasada. Unas 30 personas murieron en Israel por ataques palestinos en 2022.

Israel afirma que la mayoría de los palestinos muertos eran milicianos. Pero también han muerto otras personas, como jóvenes que protestaban contra las incursiones o personas que no participaban en la violencia.

Tras matar el año pasado a la soldado de 19 años, el agresor huyó y desencadenó una semana de búsqueda y duras restricciones sobre Shuafat. Como parte de la búsqueda, fuerzas israelíes de seguridad bloquearon todos los accesos al campamento, lo que paralizó la vida de sus aproximadamente 60.000 habitantes.

Finalmente, Tamimi murió baleado tras disparar a guardias de seguridad en la entrada de Maale Adumim, un gran asentamiento israelí en Cisjordania al este de Jerusalén.

Ben-Gvir, nuevo ministro de Seguridad Nacional y un ultranacionalista que está al cargo de la policía, celebró la demolición.

“Este paso es muy importante, pero no basta en absoluto. Debemos destruir todas las viviendas de terroristas y deportar a los propios terroristas del país”, dijo en un comunicado.

Israel capturó Cisjordania y Jerusalén Este, junto con la Franja de Gaza, en la Guerra de Oriente Medio de 1967. Los palestinos reclaman esos territorios para formar un estado independiente.