Israel derriba la casa familiar de un palestino acusado de matar a un israelí

·2  min de lectura

Jerusalén, 8 jul (EFE).- El Ejército de Israel derribó hoy en Cisjordania ocupada la casa familiar de un palestino con ciudadanía estadounidense acusado de matar a un israelí en un ataque el pasado mayo, una medida de represalia que llevó a la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén a reaccionar con una inusual crítica pública.

Esta madrugada, "tropas del Ejército demolieron la residencia" de Muntaser Shalabi, en el pueblo de Turmus Aya (centro-norte de Cisjordania), informó un portavoz militar en un comunicado. Según la prensa local, en la casa vivían la esposa y tres hijos del acusado.

La familia de este palestino -acusado de matar a un israelí de 19 años y de herir a otros dos el pasado 2 de mayo en un tiroteo en Cisjordania- había presentado un recurso al Tribunal Supremo israelí para evitar la demolición, pero la corte rechazó la petición y dio vía libre para derribar la vivienda.

Durante el derribo hubo choques con grupos de palestinos del área, que "arrojaron piedras y fuegos artificiales" contra las tropas, las cuales "respondieron con medios antidisturbios", según el Ejército.

Israel mantiene que la práctica de demoler casas de atacantes es un método efectivo para desalentar futuros ataques, pero esta medida es criticada por grupos de derechos humanos que consideran que se trata de una forma de castigo colectivo.

La demolición de hoy generó también críticas de la embajada de Estados Unidos en Israel, que consideró que "la casa de una familia entera no debe ser demolida por las acciones de una sola persona".

"Creemos que es fundamental que todas las partes se abstengan de dar pasos unilaterales que exacerben las tensiones y socaven los esfuerzos para avanzar hacia una solución negociada de dos Estados", lo que "ciertamente incluye" evitar "la demolición punitiva de hogares palestinos", alegó la legación diplomática en un comunicado.

El Gobierno del demócrata Joe Biden intenta reconstruir la relación con los palestinos tras años de asperezas y ruptura de contactos con la anterior Administración del presidente Donald Trump.

Este último se alineó con posturas ideológicas de la derecha israelí y -entre otras medidas- presentó un polémico plan de paz que daba luz verde a la anexión israelí de parte de Cisjordania.

Biden, por su parte, retomó las posiciones tradicionales de EEUU sobre el conflicto palestino-israelí, es más reacio a la expansión colonial de Israel sobre territorio palestino ocupado y busca promover de forma más firme la solución clásica de dos Estados.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.