Israel cierra dos cruces con Cisjordania ante el aumento de la violencia

·2  min de lectura

Jerusalén, 14 sep (EFE).- Israel anunció hoy el cierre inmediato de dos cruces en el norte de Cisjordania ocupada, los de Gilboa y Salem, "hasta nuevo aviso" debido al aumento de la violencia en la zona entre palestinos armados y tropas israelíes y como represalia por la muerte hoy de un alto oficial del Ejército en un intercambio de fuego.

"El ministro de Defensa también decidió suspender los permisos de entrada en Israel para los residentes en el (pueblo palestino) Kafr Dan, incluidos los permisos para trabajar en Israel, a partir de hoy y hasta nuevo aviso", informó en un comunicado el COGAT, el organismo militar israelí que gestiona los asuntos civiles en los territorios palestinos ocupados.

La decisión es una represalia por la muerte esta mañana de un alto oficial del Ejército israelí, el mayor Bar Falah, subcomandante de la unidad de reconocimiento de élite Nahal, en un intercambio de fuego con dos palestinos armados que iban a ser detenidos por "actividad sospechosa" en el muro de separación cerca del cruce de Gilboa, en el norte de Cisjordania ocupada y en la convulsa área de Yenín.

Los dos palestinos, identificados como Ahmed Abed y Abdul Rahman Abed, que también murieron en el intercambio de fuego, eran de la aldea de Kafr Dan, próxima a Yenín. Ahmed pertenecía al servicio de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina, según un portavoz militar.

Según el Ejército, ambos iban armados con ametralladoras tipo Carlo de fabricación casera -un fenómeno creciente en este nuevo repunte de violencia-, y planeaban una emboscada contra las tropas israelíes apostadas en el puesto militar del cruce fronterizo.

Un portavoz del COGAT recordó que en mayo ya se congelaron por tres semanas los permisos de entrada en Israel a todos los residentes de la aldea de Rumana, también en el área de Yenín, después de que dos vecinos de ese pueblo acometieran un ataque en la ciudad israelí de Elad, matando a tres personas.

"Durante el año pasado, el COGAT ha negado aproximadamente 2.500 permisos de entrada en Israel a familiares de terroristas palestinos que cometieron ataques terroristas contra israelíes", agregó.

Este nuevo episodio de violencia se produce en medio de un repunte de tensión en Cisjordania ocupada, ya que en las últimas semanas han aumentado los ataques de palestinos contra objetivos militares o colonos, en respuesta a las intensas redadas y operaciones "antiterrorismo" que el Ejército israel lleva a cabo casi a diario en la zona desde abril.

Entre marzo y abril se produjeron en total cinco ataques de palestinos o árabes-israelíes en suelo israelí, dejando 18 muertos; a lo que Israel respondió con una campaña de intensas redadas que se han saldado con la muerte de un centenar de palestinos -incluidos civiles desarmados- en Cisjordania, ya que a menudo desembocan en violencia.

Más de 2.000 palestinos han sido detenidos como "sospechosos de terrorismo" desde entonces.

(c) Agencia EFE