Israel avanza en polémico asentamiento en Jerusalén este

TIA GOLDENBERG
·3  min de lectura

JERUSALÉN (AP) — Israel impulsará la construcción de cientos de nuevas casas para colonos en el sensible asentamiento de Jerusalén este, según un grupo de monitoreo. La operación desafiaría el consenso internacional contra las construcciones israelíes en zonas que aíslan a los palestinos del sector oriental de la ciudad, que reclaman como su futura capital.

La Autoridad Territorial Israelí abrió el domingo el proceso de licitación para más de 1.200 nuevas viviendas en el estratégico asentamiento de Givat Hamatos, en Jerusalén, según dijo el grupo de monitoreo Peace Now.

La decisión podría poner a prueba los lazos con el próximo gobierno del presidente electo Joe Biden, que se espera adopte una posición más firme contra la expansión de asentamientos israelíes tras cuatro años de política más laxa del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los palestinos y otras voces críticas afirmaron que el proyecto aislaría la ciudad palestina de Belén de Jerusalén este, restringiendo aún más el acceso de los palestinos a la zona oriental de la ciudad, que reclaman como capital de un estado futuro.

“Esto es una continuación de la política del actual gobierno israelí de destruir la solución de dos estados”, dijo Nabil Abu Rdeneh, vocero del presidente palestino Mahmud Abás.

La nueva fase del proyecto se activó antes de la llegada esta semana del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. Se espera que durante su gira regional visite un asentamiento israelí en Cisjordania, algo que sus predecesores habían evitado. Las autoridades palestinas, que se han visto ignoradas por el gobierno de Trump, han condenado los planes.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, tuiteó el viernes que este era un “peligroso precedente” que legitima los asentamientos.

El proceso de licitación permite que los constructores empiecen a presentar ofertas para obtener el contrato de obra, un proceso que concluirá apenas unos días antes de que Biden asuma el cargo, indicó Brian Reeves, portavoz de Peace Now. La construcción en la zona podría comenzar unos meses después.

“Esto es un golpe letal a las perspectivas de paz y la posibilidad de una solución de dos estados” entre Israel y los palestinos, indicó en un comunicado Peace Now, señalando que Israel está “aprovechando las últimas semanas del gobierno de Trump para consolidar hechos sobre el terreno que será extremadamente difícil deshacer para conseguir la paz”.

Los palestinos reclaman Cisjordania, junto con la Franja de Gaza y el este de Jerusalén -zonas capturadas por Israel en la guerra de Oriente Medio en 1967- para formar un estado.

Buena parte de Jerusalén ya está aislado de Cisjordania por una serie de controles militares y un muro de separación. Israel había avanzado ya sus planes para construir en E1, otra zona sensible de Jerusalén este que junto con Givat Hamatos, según los críticos, aislaría por completo Jerusalén este de Cisjordania.

Después de cuatro años de Trump, cuyas políticas eran muy favorables a Israel y que no tenía objeciones a la construcción de asentamientos, Israel afronta una nueva realidad con Biden, que probablemente retomará la posición anterior de Washington, que consideraba los asentamientos como ilegítimos y un obstáculo para la paz con los palestinos.

___

NOTA DEL EDITOR: Se ha corregido una versión anterior de este despacho para indicar erróneamente que lo abrió la Autoridad Territorial, y no el Ministerio de Vivienda.