Israel admite que pudo haber disparado a Abu Akleh, pero no iniciará investigación criminal

·3  min de lectura
© AFP

El Ejército expresó que “por error” pudo dispararle a la periodista asesinada mientras sus fuerzas estaban repeliendo el ataque de “pistoleros palestinos” desde diferentes frentes. Debido a ese contexto lo justificaron y aclararon que no realizarán averiguaciones penales. La familia de la víctima reaccionó rápidamente y dijeron estar “dolidos, frustrados y decepcionados”.

Este lunes 5 de septiembre, el Ejército israelí reconoció que el crimen contra la periodista Shireen Abu Akleh que sucedió en mayo pasado pudo haber sido perpetrado “por error” por sus propias tropas. No obstante, anticiparon que no abrirán una investigación criminal por el fallecimiento de la reconocida trabajadora de prensa del mundo árabe.

Un alto cargo militar brindó una conferencia para presentar las conclusiones que obtuvieron de las averiguaciones de la operación que tuvo lugar el 11 de mayo en un campo de refugiados ubicado en Yenín.

En la misma agregó que, según la información recabada, “hay una alta posibilidad” de que la reportera de la cadena Al-Jazeera fuera impactada por disparos que iban dirigidos a “pistoleros palestinos armados”.

Sin embargo, la institución castrense justificó que las tropas israelíes no apuntaron contra Abu Akleh, sino que fue como consecuencia de la reacción ante los ataques palestinos que venían de múltiples direcciones.

“Procedieron correctamente”, subrayó sobre el accionar de sus subordinados, motivo por el cual ninguno será procesado por el homicidio.

Empero, tampoco cerró la probabilidad de que la periodista fuese víctima de los milicianos de Cisjordania dado que estaba “en la cercanía” de un grupo de hombres armados palestinos. “Había múltiples disparos procedentes de todos lados, las tropas estaban bajo fuego, era un campo de batalla”, describió el Ejército de Israel.

Ante la versión de testigos presenciales y de la Autoridad Nacional Palestina que afirma que el ataque a Abu Akleh fue “deliberado”, Israel ratificó que “ningún soldado” actuó de tal forma y que no pudieron distinguir a los reporteros de los agresores palestinos.

No obstante, las afirmaciones israelíes no son consecuentes con los testimonios de personas que estaban en el lugar, las investigaciones independientes de medios de comunicación ni videos verificados. Todos ellos muestran que no había soldados palestinos en la zona ni que los periodistas estuvieran próximos al fuego cruzado.

Incluso la bala que mató a Shireen fue sometida a un examen forense llevado a cabo por Estados Unidos arrojó que “probablemente” las fuerzas de Israel sean las culpables, aunque no determinó sentido de intencionalidad.

Familia de la reportera asesinada acusa a Israel de "evitar su responsabilidad"

Los seres queridos de Shireen Abu Akleh afirmaron que están “dolidos, frustrados y decepcionados” luego de que Israel desechara la posibilidad de abrir una investigación criminal para esclarecer las circunstancias de la muerte de la periodista.

Según la familia de la reportera del mundo árabe, Israel trata de “oscurecer la verdad y evitar la responsabilidad” del caso.

“Como era de esperar, Israel se ha negado a asumir la responsabilidad por el asesinato de Shireen. Nuestra familia no está sorprendida por este resultado, es obvio que los criminales de guerra no van a investigar sus propios crímenes”, enfatizaron.

Desde el trágico hecho, la familia ha solicitado con frecuencia que Estados Unidos desarrolle una “exhaustiva, independiente y creíble” investigación que “conduzca a la rendición de cuentas”.

“Es lo mínimo que el Gobierno estadounidense debe hacer por uno de sus propios ciudadanos”, recriminaron.

Por último, la familia advirtió que continuará con la presión sobre miembros del Congreso de EE.UU., organizaciones civiles y de prensa para reclamar “acciones significativas” al presidente Joe Biden. También consideran elevar la denuncia a la Corte Penal Internacional.

Con EFE