Israel acusa a Irán y a Jezbolá de ataques en India y Georgia

Más destacado

NUEVA DELHI (AP) — Israel culpó el lunes a Irán por varios ataques con bombas contra vehículos de sus diplomáticos en la India y Georgia, agudizando las preocupaciones de que el estado judío se aliste para atacar a su archienemigo.

Irán negó su responsabilidad por los ataques, que parecían una represalia por las recientes muertes de varios científicos nucleares iraníes de las que Teherán culpa a Israel. El gobierno de Irán ha acusado a Israel de una serie de asesinatos de funcionarios y científicos involucrados en su polémico programa nuclear.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo durante una reunión de legisladores de su Partido Likud que, en su opinión, Irán era responsable de los ataques en Nueva Delhi y Tiflis.

Cuatro personas, entre ellas un chofer de la embajada israelí y la esposa de un diplomático, resultaron heridas tras la explosión del vehículo en la capital de la India en un ataque perpetrado aparentemente por un hombre a bordo de una motocicleta. La bomba en Georgia fue descubierta antes de estallar.

"Hoy hemos sido testigos de dos intentos de terrorismo en contra de civiles inocentes", dijo Netanyahu a los legisladores. "Irán está detrás de estos ataques y es el mayor exportador de terrorismo del mundo".

Los agresores en la India y Georgia al parecer usaron bombas con imanes que desconocidos adhirieron a los vehículos, similares a las usadas contra los funcionarios nucleares de Irán.

Hasta ahora nadie se ha responsabilizado de los atentados, pero Netanyahu agregó que Israel ha neutralizado otros ataques en los últimos meses en Azerbaiyán y Tailandia.

"En todos esos casos, los elementos detrás de los ataques eran Irán y su protegido Jezbolá", agregó y prometió "actuar con mano firme en contra del terrorismo internacional".

Medios de Israel reportaron que el gobierno israelí culpó a Irán con base en información previa y que los funcionarios de seguridad temían que esto pudiera ser el inicio de una ola de ataques en contra de blancos israelíes en el extranjero.

Funcionarios iraníes rechazaron las acusaciones de Netanyahu.

"Esta acusación forma parte de la guerra psicológica del régimen zionista en contra de Irán", indicó la agencia estatal de noticias IRNA citando al vocero del Ministerio del Exterior, Ramin Mehmanparast.

El ataque en Nueva Delhi sucedió a pocos metros de la residencia del primer ministro mientras la esposa del diplomático se dirigía a recoger a sus hijos de la escuela, informó el jefe de la Policía de la capital india, B.K. Gupta.

El Ministro de Defensa de Israel indicó que la mujer, Tal Yehoshua-Koren, sufrió heridas de metralla moderadas y fue atendida en un hospital por médicos israelíes.

Su chofer, Manoj Sharma, de 42 años y dos personas a bordo de otro vehículo cercano al momento de la explosión sufrieron heridas leves, dijo Gupta.

El ministro del Exterior de la India, S.M. Krishna, dijo que las autoridades de su país cooperarán estrechamente con Israel en la investigación del incidente.

"Acabo de hablar con el ministro del Exterior israelí y le aseguré que la ley del territorio seguirá su curso", dijo.

Los atentados agregaron más tensión a uno de los estancamientos más polémicos del mundo. Irán ha sido acusado de desarrollar un programa de armamento nuclear que Israel indica que amenaza con la existencia del estado judío. Teherán asegura que su programa nuclear sólo tiene propósitos pacíficos.

Las declaraciones hechas en las últimas semanas por funcionarios israelíes han generado temores de que Israel podría estar preparando un ataque en las instalaciones nucleares iraníes.

Si bien Israel espera que las sanciones internacionales puedan frenar el programa nuclear de Irán, sus líderes señalan deliberadamente que "todas las opciones están sobre la mesa" y advierten que mientras las acciones de Irán se acercan a la capacidad para crear armas, el tiempo de los acuerdos se acaba.

Ante el temor de que un ataque israelí pueda desatar un conflicto por toda la región y disparar los precios del petróleo, Estados Unidos y otros países de Occidente han estado presionado al gobierno de Israel para que conceda más tiempo a la aplicación de sanciones.

Sin embargo, Jezbolá e Irán se han quejado muchas veces del estado judío.

Jezbolá combatió contra Israel en una guerra de un mes en 2006 y el domingo, la organización islamista libanesa conmemoró la muerte de uno de sus comandantes, Imad Mughniyeh, en un atentado ocurrido en 2008 que fue atribuido a Israel.

Jezbolá controla el gobierno del Líbano, país que hace frontera con Israel por el norte.

___

Federman reportó desde Jerusalén. Los periodistas de The Associated Press Misha Dzhindzhikhashvili en Tiflis y Matthew Lee en Washington D.C. contribuyeron a este despacho.

Cargando...