Israel activó su tercer confinamiento por la ola de contagios

LA NACION
·3  min de lectura

TEL AVIV.- Mientras la campaña de vacunación contra el Covid-19 está en marcha, un nuevo confinamiento de dos semanas se activó ayer en Israel, el tercero desde el comienzo de la pandemia.

El bloqueo, que podría extenderse por otros 14 días si la tasa de mortalidad no baja del 1%, fue necesario debido al creciente número de infecciones.

La UE inició la campaña de vacunación coordinada en una muestra de unidad

La medida prevé el cierre de tiendas y restaurantes(excepto entrega a domicilio); la prohibición de alejarse más de un kilómetro de casa, y un límite máximo de 20 personas para reuniones al aire libre y 10 en interiores.

Además, contempla restricciones en las escuelas y en el transporte público.

En las últimas 24 horas, según datos del Ministerio de Salud israelí, hubo 2630 nuevas infecciones frente a más de 64.000 pruebas, con una tasa del 4,1%.

Mientras tanto, el plan de vacunación avanza a toda velocidad, y ya hay 280.000 personas inmunizadas por haber recibido la primera dosis de la vacuna Pfizer.

El primer ministro Benjamin Netanyahu reiteró ayer que Israel planea vacunar a 150.000 personas todos los días.

Con esta cifra en 30 días habría que administrar 4,5 millones de dosis, por lo que se inmunizarían 2,25 millones de personas, lo que equivale a una cuarta parte de la población, dijo el premier.

"En cuanto esto se logre, podremos, en 30 días, salir del coronavirus y reabrir la economía", estimó el primer ministro. Después del primer confinamiento en la primavera boreal, las autoridades impusieron el segundo en septiembre, cuando el país registró una de las mayores tasas de infección del mundo en relación con la población.

En tanto, la Autoridad de Innovación de Israel y el Ministerio Digital anunciaron hoy que cuatro farmacéuticas (Pfizer, AstraZeneca, Merck y Teva), el Fondo Biotech de Israel y Amazon Web Services se unirán para crear un laboratorio en el país para la salud digital y biología computacional.

El Innovation Lab (Laboratorio de Innovación) estará situado en el Parque de la Ciencia de Rehovot, comenzará a funcionar en 2021 y tiene asignado un presupuesto de unos 10 millones de dólares para los próximos cinco años, que se completará con aportes de las propias empresas socias.

La propuesta de este grupo fue seleccionada en un concurso en competición con otros proyectos.

Las farmacéuticas, junto con Amazon y el fondo israelí, establecerán un laboratorio computacional que tendrá como objetivo apoyar a emprendedores y startups en sus primeros pasos con proyectos que tengan como finalidad la industria de la salud.

La demanda y la falta de normas claras disparan los precios de los tests PCR

"El rápido desarrollo de las vacunas para el virus del Covid-19 debe su éxito en parte a las capacidades de inteligencia artificial de farmacéuticas líderes como Pfizer y Moderna. Se espera que estas áreas sean más significativas en los próximos años", explicó la Autoridad de Innovación en un comunicado.

"El propósito del laboratorio es asistir en el establecimiento y avance de nuevas startups que desarrollen tecnologías computacionales innovadoras basadas en inteligencia artificial y destinadas a descubrir tratamientos y soluciones personalizadas. También ayudará a las startups con asistencia de los socios del laboratorio y el acceso que den a su conocimiento científico y a expertos mundiales para desarrollar medicinas y tratamientos revolucionarios", añadió la nota.

Agencias AFP y ANSA