Ismael Rodríguez, el que pulió al diamante llamado Pedro Infante

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- El de la gran voz, el del porte y la gran capacidad actoral, Pedro Infante, nació un día como hoy pero de 1917 en Mazatlán, Sinaloa, es decir, hace 104 años. Con el tiempo, se convirtió en uno de los artistas más entrañables de la pantalla, aquel en cuya voz gusta escuchar "Cien años" o "Amorcito corazón", pero también un hombre que fue polémico por sus innumerables amores.

Aunque su primera pasión fue la música, a partir de 1940 comenzó a incursionar en el cine de la mano de Ismael Rodríguez, con filmes como "Cuando lloran los valientes", pero sin duda, hizo películas que hasta el día de hoy siguen cautivando, rompiendo el corazón y provocando risas, en las que combina muy bien la actuación con la música.

En una entrevista para entonces Televicentro, Pedro Infante compartió cuán importante era Ismael en su vida.

"Pues yo creo que la gratitud es una de las cualidades más grandes que debemos tener todos los humanos. Yo entré al cine pero yo me sentía muy triste porque nunca le atinaba a nada, entonces en el camino me encontré con Ismael Rodríguez, que es ni más ni menos un mes mayor que yo, entonces, encontré que allí estaba el camino por el cual podíamos hablarle al público, con el cual nos identificamos él y yo. Francamente esta carrera yo soy muy malo porque ni yo mismo me aguanto, pero entonces él me dio la carrera, él me enseñó y así como él me ha enseñado a hablar ante la cámara, ha enseñado a varios compañeros míos".

Fue el mismo Ismael el que llevaría de la mano a Pedro Infante a hacer una de las trilogías más entrañables para el público: "Nosotros los pobres" (1947), "Ustedes los ricos" (1948) y "Pepe El Toro" (1952), de los que fue Productor, Director y Guionista.

El éxito de Ismael y la mancuerna con Pedro estaba relacionada con que ambos habían comenzado desde abajo, Ismael comenzó en el cine como ayudante del staff, que era el puesto más y más bajo. Poco a poco fue escalando, observando y fue así como llegó no solo a dirigir sino a escribir las historias para el cine de esa época. También fue sonidista antes de incursionar en la producción.

Ismael también fue la mano detrás de “Los Tres García”, “Los tres huastecos”, y “Sobre las olas”.

En una entrevista con Ricardo Rocha, Ismael habló así sobre Pedro Infante.

"Pedro ya había trabajado en dos o tres películas, estaba muy verde como actor, tan verde como yo director, era mover las manos, hablar, era un poco anorteñado y demás (...), sentí que allí había un gran actor, como quien se encuentra un gran brillante y hay que pulirlo, y ya le hice toda clase de personajes”.

Fue Ismael quien también reunió a dos de los más grandes de la época para el cine: Jorge Negrete y Pedro Infante, en la película "Dos tipos de cuidado".

En el ámbito personal, Pedro Infante tuvo a su primera hija con 18 años de edad, Guadalupe Infante. Posteriormente se casó con María Luisa León, quien impulsó su carrera sobremanera y con quien adoptó a Dora Luisa Infante. Más adelante, mantuvo un amor con Lupita Torrentera, con quien tuvo tres hijos: Graciela Margarita (quien murió), Pedro Infante Jr. y María Guadalupe Infante, albacea y heredera de la marca Pedro Infante.

Irma Dorantes también sostuvo una relación con él, un tanto polémica, pues se casó con ella en 1953, pero él seguía casado con María Luisa León e incluso, falsificó la firma de su esposa para gestionar el divorcio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.