Islamistas atacan con cohetes a militares en Mali

BAMAKO, Mali (AP) — Combatientes islámicos dispararon dos cohetes contra puntos militares en Gao después que las fuerzas armadas los expulsaran de esa ciudad del norte de Mali, al tiempo que un atacante suicida hizo estallar un coche bomba contra rebeldes seculares cerca de la frontera con Argelia, informaron las autoridades.

Además hubo un intercambio de disparos en el norte de la ciudad, dijo el capitán Daouda Diarra.

El Movimiento para la Unicidad y la Yihad en Africa Occidental (MUJAO, por sus siglas en francés) disparó el jueves los cohetes, agregó.

"Los combatientes de la Yihad dispararon dos cohetes contra nosotros y los hemos recuperado", afirmó Diarra. "Este es un pequeño grupo, los desalojaremos y perseguiremos al resto que ha huido 21 kilómetros (13 millas) al este de Gao a bordo de siete vehículos", apuntó.

Los combatientes del grupo vinculado a al-Qaida atacaron el miércoles un puesto de control en Gao y el jueves pelearon contra las fuerzas militares en los alrededores del ayuntamiento en el centro de la ciudad.

Diarra dijo que 16 combatientes islámicos murieron en la lucha y seis soldados resultaron heridos.

Mientras tanto, más al norte en Kidal, un atacante suicida hizo estallar un coche bomba y mató cuando menos a un rebelde laico tuareg, dijo el alcalde de Kidal.

Abda Ag Kazina afirmó que el suicida atacó una base del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (NMLA, por sus siglas en inglés), de tendencia secular, cerca de la frontera del país con Argelia.

Los tuaregs y extremistas islámicos efectuaron avances veloces en el norte de Mali tras el golpe de estado de marzo de 2012 y se apoderaron de ciudades importantes en la región. Los soldados malienses, deficientemente armados y desmoralizados, huyeron ante el avance rebelde.

Sin embargo, los combatientes seculares han tenido enfrentamientos con los extremistas islámicos. Mientras que los extremistas han huido de los ataques aéreos de Francia, al parecer los combatientes del NMLA han regresado a algunas zonas.

El grupo islámico MUJAO se responsabilizó del estallido de otro vehículo cargado de explosivos el jueves en una cochera donde se hacían trabajos de mecánica en Kidal, a unos 800 metros (875 yardas) de una base militar francesa.

Las fuerzas francesas y chadianas patrullan la ciudad de Kidal, aunque no queda claro si está segura la capital administrativa norteña.

Los combatientes islámicos radicales pasaron semanas huyendo de las ciudades malienses debido a una ofensiva terrestre y aérea que lanzó Francia el 11 de enero después de que los rebeldes avanzaran hacia territorios del sur.

Cargando...