Sin Isabel II y con un príncipe nostálgico: los duques de Cambridge ejercen de anfitriones en Buckingham

Loading the player...

La vida continúa tras el 'Megxit'. El pasado fin de semana se conocían, a través de un comunicado oficial emitido por el Palacio de Buckingham, nuevos detalles sobre el futuro de los duques de Sussex: se instalarán en Canadá y pagarán la reforma de la que hasta ahora era su residencia, Frogmore House. Mientras llega el momento de la partida, el príncipe Harry protagonizaba este lunes el que podría ser su último acto antes de hacer las maletas. Asistía a la cumbre de inversiones entre Reino Unido y África, un evento que ha tenido una segunda parte por la noche con una recepción real, esta vez en Buckingham, en la que su hermano Guillermo y la mujer de este, la duquesa de Cambridge, ejercían de perfectos anfitriones.

VER GALERÍA

duques de Cambridge

Los duques encabezaron el séquito real, en el que también se encontraban los condes de Wessex y la princesa Ana. Los grandes ausentes fueron -dejando a un lado al duque de Sussex- la reina Isabel II y su hijo Carlos, heredero al trono británico. Ninguno de los dos asistió a la recepción, a la que acudían representantes de hasta 21 delegaciones africanas, y que marca uno de los actos de la Cumbre de Inversión Reino Unido-África, organizada por el primer ministro británico Boris Johnson para reunir a empresas, representantes de los gobiernos e instituciones internacionales y promover así las oportunidades de inversión en el continente africano y apoyar el desarrollo económico y la creación de empleo.

El nieto de Isabel II -quien leyó un pequeño discurso durante la recepción- y su mujer ejercieron, pues, de perfectos anfitriones en representación de la soberana y lo hicieron con la mejor de sus sonrisas. Tanto la duquesa de Cambridge como la de Wessex -quien por cierto este lunes cumple 55 años- eligieron el rojo para esta ocasión tan especial. La primera escogió un espectacular traje de lentejuelas de falda midi y manga larga de la firma Needle & Thread, al que añadió zapatos, bolso y pendientes a juego. Optó, además, por ondular su melena castaña y por lucir un maquillaje muy natural.

VER GALERÍA

duques de Cambridge

Durante su intervención, el hijo de Carlos de Inglaterra recordaba por qué África ha tenido siempre un significado muy especial para él: "Es el lugar al que mi padre nos trajo a mi hermano y a mí después de la muerte de nuestra madre. Y cuando decidía dónde proponer matrimonio a Catherine, no podía pensar en un sitio mejor que Kenia para ponerme de rodillas", explicaba no sin cierta nostalgia, provocando una sonrisa en todos los asistentes.

El de este lunes no ha sido el primer compromiso en solitario de la pareja desde que se anunció el 'Megxit'. La pareja ya reapareció el pasado miércoles en la localidad de Bradford, donde el príncipe Guillermo y su mujer se divirtieron, entre otras cosas, preparando batidos. Allí la duquesa aclaró que su marido no estaba muy por la labor de ampliar la familia. "No creo que Guillermo quiera más", comentó la madre de George, Charlotte y Louis de Cambridge.

VER GALERÍA

Duques de Cambridge

Con todo, no será ni mucho menos el último acto en solitario. Hace apenas unas horas se conocía también que los duques viajarán, el próximo mes de marzo, a Irlanda. Aunque todavía no han trascendido los detalles, se espera que permanezcan dos días en el país y participen en sendos eventos en Dublín y Cork. Cabe recordar que fue Isabel II la primera reina que visitó Irlanda desde 1911. Ya el año pasado se dejaron ver en el país cumpliendo con la tradición y uniéndose a las celebraciones de San Patricio.