Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y 'El beso de Judas'

·3  min de lectura
Juan Manuel Moreno Bonilla (izda.), Isabel Díaz Ayuso (c.) y Pablo Casado (dcha.) durante la sexta jornada de la Convención nacional del PP en Valencia. (Photo By Jorge Gil/Europa Press via Getty Images)
Juan Manuel Moreno Bonilla (izda.), Isabel Díaz Ayuso (c.) y Pablo Casado (dcha.) durante la sexta jornada de la Convención nacional del PP en Valencia. (Photo By Jorge Gil/Europa Press via Getty Images)

Teniendo en cuenta que hace tan solo una semana enterraron el hacha de guerra, que Isabel Díaz Ayuso haya concedido este fin de semana una entrevista al diario 'ABC' ha sorprendido a propios y extraños. Y las dos posibles explicaciones que más adeptos tienen son claras: O no logró transmitir en Valencia el mensaje que realmente quería, o ya no piensa como hace ocho días. El caso es que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha dejado una serie de titulares que hacen dudar de que la armonía exhibida durante la Convención Nacional del PP en Valencia sea efectiva y que alimentan las sospechas de que su mensaje oculta sus verdaderos planes.

-"No me veo más de ocho años en la Comunidad de Madrid". Es raro pensar que, ahora que disfruta de un excelente de forma, que se ha desembarazado de su incómodo socio de Gobierno (Ciudadanos), y que su legado político apenas ha empezado a cimentarse tras dos años que han estado totalmente condicionados por la pandemia, quiera poner punto final a su trayectoria tras las próximas elecciones.

Del mismo modo que sorprendería que el PP, que ha visto cómo una generación entera de dirigentes ha tenido que salir por la puerta de atrás por los bochornosos casos de corrupción, y que está aún purgando sus pecados en plena travesía por el desierto, deje escapar así de rápido a uno de sus valores más seguros y reconocibles a nivel nacional.

-"Yo represento el Gobierno que se está perdiendo España". Aunque la dirigente madrileña asegura que será candidata a la Comunidad de Madrid en las elecciones de 2023, vuelve a exhibir su liderazgo en Madrid en contraposición con el de Pedro Sánchez al frente del Gobierno.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

-"Jamás ha estado en mis planes disputarle el liderazgo a Casado, mi sitio es Madrid". Para ser, y querer ser, presidenta regional, no deja de intentar trasladar sus fórmulas al conjunto del país. Erigiéndose en la verdadera oposición al Gobierno y dejando mal parado a su jefe de partido, Pablo Casado, quien desaparece de la ecuación de la carrera por La Moncloa.

-“No puedo dejar de gobernar pensando en España desde Madrid”. ¿Si su sitio es Madrid por qué gobierna pensando más allá de la Comunidad invadiendo las competencias de otros cargos nacionales del PP?

-"La relación con Almeida es buena en lo personal y en lo político", señala Ayuso. Pero preguntada por su relación con Casado, su respuesta es más ambigua: "Todo está bien a nivel personal y en lo político, estoy convencida de que la convención ha servido para mostrar que somos un equipo”. Para apoyar sin fisuras a su presidente nacional, la contestación se antoja corta y pobre.

-"Hay muchas medidas que no puedo poner en marcha desde el Gobierno". Esto significa que tiene la aspiración de ir un paso más allá. Ayuso señala que ese paso es presidir el PP de Madrid, pero ese cargo no tiene entre sus competencias la posibilidad de aplicar medidas de un nivel superior al de la presidencia de la Comunidad. Eso se hace desde el Gobierno central. O bien como ministra, o bien como presidenta del Gobierno.

En vídeo | El Partido Popular Europeo sanciona a un eurodiputado húngaro

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.