Irina Baeva no se queda con las ganas cuando se trata de Gabriel Soto

Irina Baeva no pudo más y así le dio tremendos arrumacos y besos a Gabriel Soto, poco le importó que todo quedara grabado.