El iraní Mohsen Rabbani, acusado por el atentado a la AMIA: "Creo que a Nisman lo mataron"

Iván Ruiz

Mohsen Rabbani fue agregado cultural de la embajada de Irán en la Argentina

Cuando falta una semana para el 5° aniversario de la muerte de Alberto Nisman, el exdiplomático iraní Mohsen Rabbani, el principal acusado de ser uno de los autores intelectuales del atentado contra la AMIA, dijo ayer que al fiscal lo mataron.

"Yo me hago una pregunta: ¿por qué cuando tenía que testimoniar, o aclarar a los diputados que podían hacer preguntas muy precisas [sobre su denuncia]... por qué lo mataron? ¿Quién mató a Nisman?", dijo ayer en una entrevista con Radio 10 desde Irán.

"¿Por qué no dejaron que los argentinos conozcan la verdad? ¿Por qué ocultan las cosas? ¿Por qué llevan a la cárcel a [Luis] D'Elía porque viajó a Irán?", agregó.

Rabbani se desempeñaba como agregado cultural en la embajada iraní en Buenos Aires cuando ocurrió el atentado contra la AMIA, en 1944. Desde ese momento, los investigadores que planteaban que el ataque había sido ideado por ese país lo señalaban como uno de los hombres claves para las operaciones desplegadas por Teherán en la región.

Después de su paso por la embajada, Rabbani mantuvo contactos políticos con dirigentes cercanos al kirchnerismo como Luis D'Elía y Fernando Esteche, pero también con una mezquita en el barrio porteño de Floresta que funcionaba como un centro religioso cuyos integrantes habían sido observados por los servicios de inteligencia argentinos.

Más de 20 años después, la denuncia que Nisman estaba a punto de presentar en el Congreso antes de morir apuntaba justamente sobre la supuesta connivencia de los funcionarios kirchneristas con sus pares iraníes mediante la firma del memorándum de entendimiento.

El fiscal aseguraba que la firma de ese convenio tenía como contrapartida levantar las circulares rojas de Interpol que pesaban sobre los iraníes sospechados por la AMIA, entre ellos Rabbani. El diplomático iraní fue nombrado en distintas intervenciones telefónicas que analizó Nisman para realizar su denuncia.

Durante la entrevista, Rabbani dijo que son falsos los supuestos beneficios en el caso AMIA para los iraníes por la firma del pacto con Irán. "Irán tenía buenas relaciones con la Argentina antes de AMIA: comprábamos más de 20.000 millones de dólares en productos argentinos. Para Irán estaba bien y para ustedes, también. A los americanos no les gustaba este negocio", detalló Rabbani.

El diplomático, además, sostuvo que Nisman estuvo influenciado por Estados Unidos para realizar la denuncia, y agregó: "No dejan que la gente conozca la realidad. Cuando Nisman quiere ir a la Asamblea Nacional argentina [el Congreso] y todos están esperando, a la noche dicen que ha fallecido. ¿Quién lo mato?".

Después de sugerir que se había tratado de un asesinato, Rabbani abrió otra hipótesis: "Es probable que lo hayan inducido a Nisman a que se mate porque no tenía nada de pruebas", lanzó. "Irán no tiene que ver con el tema de la AMIA", insistió.

El juicio por la mutual

En la entrevista telefónica desde Irán, Rabbani descartó la posibilidad de presentarse ante la Justicia argentina para declarar en el juicio de la causa AMIA, el mayor atentado terrorista del país (85 muertos), un expediente aún sin resolución judicial sobre los autores intelectuales del atentado.

"¿Qué voy a declarar? Esto una cortina de humo y lamentablemente es un negocio. Si yo le digo a usted que es un terrorista y digo mentiras, ¿usted lo acepta? Tengo que tener pruebas", manifestó. Y agregó: "El gobierno de Cristina [Kirchner] quería resolver el tema AMIA, pero no lo dejaron".

El tema Nisman volvió a instalarse en la agenda pública después de que Netflix publicara en los últimos días un documental sobre la muerte del fiscal, que reavivó las dudas sobre lo ocurrido el 18 de enero de 2014 en su departamento de Puerto Madero.

La serie sobre Alberto Nisman reavivó los puntos ciegos que perduran

El exespía Allan Bogado, acusado por Nisman de ser uno de los nexos del kirchnerismo con los iraníes, dijo ayer en una entrevista radial que Antonio Stiuso "usó al fiscal y luego lo abandonó". Bogado, procesado en la causa que se inició por la denuncia de Nisman, agregó: "Para mí, Nisman era un hombre que jugó todas las cartas y no tenía más. Por el ego importante que tenía, se quedó sin las 40 cartas y lo abandonaron".

Días antes de un nuevo aniversario de su muerte, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, cuestionó el peritaje de la Gendarmería Nacional que concluyó que a Nisman lo mataron y anticipó sus intenciones de revisarlo.